Publicado el: 06 Ene 2015

[Debate] El difícil retorno al campo

vacasLOS LECTORES DE LA VOZ DEL TRUBIA VALORAN LOS ÚLTIMOS DATOS DEL PARO EN LA COMARCA

Asturias registró 1.422 desempleados menos el pasado mes de diciembre. El paro se redujo un 1,45 % hasta situarse en un total de 96.634  desempleados. Sin embargo, en los concejos de los valles del Trubia sube el paro en el caso de Teverga y Proaza y se mantiene igual en Santo Adriano y Quirós. El total de parados de la comarca en diciembre es de 217 personas, siete más que en el mes de noviembre, según los últimos datos del Servicio Público de Empleo del Principado de Asturias. Datos que demuestran que el envejecimiento de la población y el éxodo laboral son factores a tener en cuenta, por eso las cifras de paro son bajas.

Para Roberto Velasco los datos pueden ser engañosos: «Sería mejor decir que hay 217 personas inscritas en el INEM. A mí me parece que con esa cifra estaríamos a a la cabeza de Europa en empleo aproximadamente un 10% de la población activa, que se sitúa en unas 2.600 personas en los cuatro concejos».

Una realidad, que a su juicio, queda maquillada por las estadísticas: «las estadísticas, que son una herramienta aberrante del poder. Habrá que ver que es lo que dice la EPA de este mes, que se ajustará un poco más a la realidad».

Donde observa el verdadero problema es en la situación actual del territorio rural «que queda abandonado a su suerte sin ningún plan que permita recuperar elementos tradicionales de vida como es la ganadería, la agricultura o la gestión de los bosques. Nuestra tierra tiene una riqueza que desde la instituciones está siendo desprotegida y abandonada, salvo el momento en que haya que utilizarla para una nueva campaña electoral.»

De similar opinión es Leandro Álvarez para quien las políticas que los grandes partidos (PP-PSOE) que han llevado a cabo en los últimos años «dejan datos desoladores». En cuanto a la situación del campo explica que las grandes poblaciones «concentraron el éxodo de los ciudadanos que abandonaron la zona rural en busca de un empleo menos sacrificado, ahora las políticas neoliberales han dejado la industria, la minería e incluso los servicios sin empleo y cuando algunos de estos hombres y mujeres del campo deciden volver a él, se encuentran con que ahora ya no es sacrificado vivir en la zona rural, sino totalmente imposible.»

El debate continua en nuestra página de Facebook

Comentarios:
  1. Karin dice:

    Discrepo con Roberto Velasco en cuanto que las estadísticas las considera una herramienta aberrante de poder. Las herramientas no son aberrantes, simplemente son o no las adecuadas para lograr un determinado fin. Lo auténticamente aberrante son las conciencias y mentes que permiten la utilidad de semejantes herramientas

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa