Publicado el: 12 Ene 2015

El nuevo Plan del Lobo recoge indemnizaciones en 15 días a los ganaderos damnificados

Reunión de hoy del Consejo del Lobo (Foto Principado de Asturias)

Reunión de hoy del Consejo del Lobo (Foto Principado de Asturias)

LUZ VERDE AL PLAN DE GESTIÓN, QUE SUSTITUYE AL ACTUAL Y QUE TENDRÁ MÁS EN CUENTA A LOS AYUNTAMIENTOS Y AFECTADOS 

Consejo del Lobo ha dado hoy el visto bueno al nuevo plan de gestión de la especie en Asturias, una vez que el texto ya ha sido debatido en la Junta General del Principado. El documento se remitirá ahora al Consejo Consultivo, como trámite preceptivo antes de su aprobación definitiva por parte del Consejo de Gobierno. El nuevo plan, que tendrá más en cuenta  los ayuntamientos y afectados por los daños del lobo, establece indemnizaciones en menos de 15 días si hay acuerdo.

El nuevo plan de gestión recoge que se realizarán controles de población del lobo allí donde su presencia comprometa la viabilidad económica de las explotaciones agropecuarias, teniendo como objetivo el resultado de daños cero por ataques de esta especie. Además, se promoverá el máximo consenso con los ayuntamientos y todos los sectores afectados –entre ellos, ganaderos y cazadores- para que las medidas que se lleven a cabo sean producto de un amplio debate y acuerdo entre las partes.

 La directora general de Recursos Naturales, Fina Álvarez, que ha presidido esta tarde la reunión del órgano asesor, considera que el texto actual “no solo da cumplimiento a un compromiso electoral, sino que atiende una reclamación que emanaba de la sociedad y de la que se hicieron eco todos los partidos políticos con representación parlamentaria”.

 En este sentido, ha subrayado que el nuevo Plan de Gestión del Lobo, que sustituirá al aprobado en 2002, “es la herramienta necesaria para seguir cumpliendo con la obligación legal de mantener la población de esta especie en un estado de conservación favorable y compatibilizar este mandato, recogido en el anexo V de la Directiva Hábitats, con la garantía de desarrollo ganadero”.

 El plan permitirá contar con un censo real de la especie en cada zona de gestión y controlar su distribución en manadas e individuos flotantes, además de vigilar el comportamiento predatorio de cada grupo, con el propósito de dirigir de manera más eficaz los controles sobre los ejemplares que originan daños en el ganado. Esta información se pondrá a disposición del comité consultivo y de la Guardería del Medio Natural para asegurar el máximo nivel de calidad en el ejercicio de las tareas que el propio plan les encomienda.

 El texto establece que el Gobierno del Principado deberá desarrollar un reglamento de tramitación de los daños ocasionados por la fauna silvestre. Además, en colaboración con los ayuntamientos, diseñará un programa de erradicación de los perros asilvestrados en el que se contemplará la indemnización de los perjuicios que ocasionan al sector ganadero.

 La directora general ha explicado que el Ejecutivo autonómico continuará estableciendo mecanismos para agilizar la tramitación de las indemnizaciones por daños, de modo que el pago se realice en un período de 15 días cuando exista acuerdo entre la Administración y el damnificado o, en caso contrario, que el expediente se resuelva en un plazo máximo de 45 días. En el caso del Parque Nacional de los Picos de Europa, se aplicará lo dispuesto en las normas de este espacio protegido.

  El documento también contempla la creación de una base de datos del lobo en Asturias, de libre acceso, que reúna toda la información vinculada a la especie e incluya registros de manadas de lobos censados, de la mortalidad no natural, de ataques a animales en explotaciones ganaderas y de indemnizaciones concedidas y denegadas, así como de avistamientos e indicios.

El Plan de Gestión del Lobo de Asturias se revisará de nuevo a los cinco años de su aprobación.

Comentarios:
  1. Karin dice:

    ¿Afecta realmente el ataque de los lobos a los ganaderos? El otro día conocí un ganadero, digamos así, propietario de vacas y un rebaño de ovejas, reducido por los lobos de 60 ovejas a ocho. El tal ganadero ocupaba las tardes en clases de informática y entrenamientos de fútbol; tal vez con las nuevas tecnologías pretende promocionar el producto de su ocupación profesional. Para mi abuela este de profesión nada, aunque cotice; y más que ganadero, un mangante.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa