Publicado el: 13 Ene 2015

IU negocia con el alcalde una inversión de 380.000 euros en el campo del Juvencia

R

Roberto Sánchez Ramos

LA PARTIDA, QUE ENTRARÍA EN EL PRESUPUESTO DE 2015, CULMINARÍA EL PROCESO DE CESIÓN DE LA PROPIEDAD DE QUINTANA AL AYUNTAMIENTO

F. Romero. Trubia

Una de las propuestas que IU de Oviedo negocia con el alcalde para llegar a un acuerdo presupuestario en 2015 sería una inversión en el estadio de Quintana de Trubia, del Real Juvencia, por valor de 380.000 euros. Su destino sería la instalación de césped artificial y la remodelación de la caseta y del bar del club trubieco en el campo.

Esta inversión, según adelantó el portavoz de IU Roberto Sánchez Ramos, sería la culminación del proceso de cesión de la propiedad del campo, actualmente de los socios del Juvencia, al ayuntamiento. Para ello, abogados de ambas partes llevan dos meses negociando. Cuando finalice dicha cesión el ayuntamiento se ocupará del mantenimiento de esta infraestructura, aunque tendrá que respetar una de las cláusulas que se negocian: que el Real Juvencia y los equipos de fútbol trubiecos tendrán prioridad en el uso del terreno de juego.

Ramos explica que la instalación de césped artificial es prioritaria, porque, aunque es muy cara, este tipo de césped es el único que resiste la frecuencia de  uso del terreno por los numerosos equipos de fútbol que hay en Trubia.

Aunque no se sabe la fecha exacta de la llegada del fútbol a Trubia, hay constancia de que, hacia 1915, ya se practicaba el juego, concretamente en el barrio de Junigro. En aquellos años, debido a la llegada de muchos jóvenes procedentes de diversas partes de España para realizar prácticas en la Fábrica de Armas, y ya que éstos, en sus lugares de origen ya jugaban al fútbol, contribuyeron a la rápida difusión del juego en el pueblo, creándose los primeros equipos locales.

Según se recoge en la página del Real Juvencia a la hora de inscribir al equipo en la Federación Asturiana, surgen las primeras complicaciones, relativas a las dimensiones reglamentarias del campo de Quintana. «Al no cumplir con las medidas mínimas exigidas, la Federación no da el visto bueno para su inscripción. Como el campo y los terrenos próximos pertenecen a «Fábrica de Mieres», se les remite una carta, por medio del diréctor de la Fábrica de Armas, con fecha del 21 de enero de 1926 solicitando disponer de unas huertas colindantes para ampliar el campo.» Es así como el día 1 de febrero se recibe en la Fábrica de Armas la autorización por parte de  «Fábrica de Mieres», supeditada al cumplimiento de varias condiciones que se aceptan. Con la ayuda de directivos, jugadores, socios y aficionados, en el verano de 1926 finalizan las obras con el vallado del campo. El campo de Quintana se inaugura el 12 de julio de 1926, coincidiendo con las fiestas sacramentales, con un partido entre el Oviedo y una potente selección asturiana.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa