Publicado el: 21 Ene 2015

Comerciantes y vecinos recogen 2.000 firmas para exigir mejoras en la Senda del Oso

Un ciclista por la senda (foto LVT)

Un ciclista por la senda (foto LVT)

MUESTRAN SU DESCONTENTO POR LA FALTA DE INTERVENCIONES POR PARTE DE LA ADMINISTRACIÓN DEL PRINCIPAL POLO DE ATRACCIÓN TURÍSTICA DE LA ZONA

F. R. Proaza

Desde hace un año, un grupo de hosteleros, comerciantes y vecinos de Proaza y los alrededores están recogiendo firmas para exigir al Principado de Asturias y a los ayuntamientos de los valles del Trubia que se pongan de acuerdo para dar una solución definitiva al mantenimiento de la Senda del Oso. Hasta le fecha han recogido dos mil firmas, aunque pretenden llegar hasta las diez mil antes de presentarlas. Las hojas para apoyar esta iniciativa se encuentran expuestas en el restaurante L’esbardu, en Proaza, establecimiento que en su día tomó la iniciativa. Para los promotores de esta recogida de firmas hay un claro abandono de la Senda del Oso, especialmente por parte del Principado, a pesar de que es el principal foco de atracción turística de la zona. Por esta razón ya han organizado andechas voluntarias en las que han limpiado tramos de la senda y han arreglado bombillas de los túneles y recogido basura. La desaparición de la mancomunidad de los Valles del Oso es otro factor que perjudica los intereses comunes de la senda, dado que ahora cada ayuntamiento se encarga solo del tramo que atraviesa su territorio. Por otro lado, el alcalde de Proaza, Ramón Fernández, en una entrevista que publicará La Voz del Trubia en su edición en papel, señala que la reparación de la Senda del Oso es una de las principales necesidades del concejo. No hay que olvidar que Proaza tiene 15 kilómetros de senda, el mayor tramo. El alcalde explica que la parte hacia Teverga «está muy mal y el resto necesita mantenimiento, suelo, barandillas, luces en túneles… Necesita un buen repaso porque es el alma del turismo de todo el Valle».

Comentarios:
  1. Karin dice:

    Reconociendo que es el alma del turismo, reconocer que necesita un repaso es reconocer, que la gestión es nefasta. El alma tiene que tener un mantenimiento, vigilancia y escrupuloso orden en todo momento; lo contrario es como poner el preservativo «después de»; el perjuicio posible ocasionado ya no tiene remedio, ahora bien, si hay una segunda oportunidad ahí será válido

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa