Publicado el: 04 Mar 2015

Vecinos y bomberos voluntarios de Trubia estabilizan a una mujer que sufrió un infarto

Puente frente a la fábrica, en donde fue atendida una mujer por un infarto

Puente frente a la fábrica, en donde fue atendida una mujer por un infarto

GRACIAS A SU RÁPIDA INTERVENCIÓN LOGRARON MANTENER SUS CONSTANTES VITALES HASTA LA LLEGADA DE LA UVI MÓVIL

Bomberos voluntarios y vecinos de Trubia consiguieron estabilizar a una mujer de 56 años que sufrió un infarto de miocardio cuando se encontraba a la altura de El Puente, en Trubia. Los hechos ocurrieron el pasado sábado a las ocho menos veinte de la tarde. Un vehículo que venía de Las Llamas (San Andrés), se detuvo en Trubia y un hombre pidió ayuda para la mujer que le acompañaba porque se encontraba indispuesta y no podía respirar. Según testigos presenciales entró al bar “el Puente” a pedir ayuda. En un primer momento la encargada del bar fue la primera en salir y dándose cuenta de la gravedad de la mujer, volvió a entrar al bar para pedir que se llamase a una ambulancia.
En el bar, entre los clientes se encontraba un miembro de los bomberos voluntarios que fue en busca de un compañero que se encontraba en el bar “El Duende” acompañado de un bombero profesional.
Mientras esto ocurría los clientes del bar socorrieron a la mujer y uno de ellos le hizo un masaje cardíaco, dado que no respiraba y apenas tenia pulso.
En ese momento llegó el bombero profesional y junto con la persona que le había realizado el primer masaje se le practicó una reanimación cardiopulmonar, mientras uno de los bomberos voluntarios acudió a la fábrica de armas a pedir un desfibrilador. Sin embargo no funcionó correctamente y no se le aplicó ninguna descarga, aunque se le mantuvo la reanimación cardiopulmonar hasta la llegada del 112.
Gracias a esta rápida intervención la mujer se estabilizó y recuperó sus constantes vitales hasta que llegó la UVI móvil que le trasladó a Oviedo.

Comentarios:
  1. Juan dice:

    Yo no se cuáles han sido las fuentes consultadas pero, desde luego, no ocurrió así,
    La mujer llegó en un coche ya sin respiración, y fue su acompañante el que entró al bar «el Puente» a pedir ayuda. En un primer momento la encargada del bar fue la primera en salir y dándose cuenta de la gravedad de la mujer, volvió a entrar al bar para pedir que se llamase a una ambulancia.
    En el bar, entre todos los que estabamos, si que se encontraba un miembro de los bomberos voluntarios, que conociendo que en el bar «el duende» se encontraba otro miembro de los bomberos voluntaros acompañado de un bombero profesional.
    Mientras esto ocurría los clientes del bar nos pusimos a socorrer a la señora, y yo particularmente me puse a hacerle un masaje cardiaco al comprobar que no respitraba y que apenas tenia pulso, cosa que comprobó otro cliente del bar.
    En ese momento llego el bombero profesional y entre el y yo le practicamos la reanimación cardio-pulmonar mientras uno de los bomberos voluntarios fue a la fábrica de armas a por el desfibrilador, que procedió a colocarle el bombero profesional, aunque este aparato no nos dejó aplicarle ninguna descarga.
    El bombero y yo continuamos con la RCP hasta la llegada de la ambulancia.
    Con esto no quiero ningunear a nadie ni tirarme flores, pero creo que las cosas deben contarse como realmente ocurren.

    • Gracias. Matizamos la información que quizás malinterpretamos.

    • Sindo dice:

      Hola. Me llamo Sindo y soy el «Bombero Profesional», como se me denomina en el articulo, que colaboró en este incidente.
      Efectivamente Juan, ahora se tu nombre, los hechos fueron así por lo menos desde que yo llegué al lugar del suceso alertado por el Bombero Voluntario «Pipi».
      Me desplacé desde Oviedo para hacer un inventario rutinario del material que poseemos y del que disponen los Bomberos Voluntarios, y al acabar el responsable de estos, Julio y yo fuimos a tomar un refrigerio a una cafetería.
      A partir de ahí ya está todo escrito. Solo reseñar que el desfibrilador sí funcionó correctamente. Aunque no recomendó hacer una descarga y sí que siguiéramos haciendo la RCP como así fué.
      Allí colaboramos muchas personas. Sobre todo tu Juan, que nos llevó unos cuantos minutos la RCP. Y a pesar de la formación que al menos yo he recibido en esta materia, la realidad es bien distinta.
      Espero que nuestra colaboración sirva para que esta Señora se recupere.
      Un mención especial para el Bombero Voluntario «Pipi», que se pegó unas cuantas carreras buscando linternas, el desfibrilador y todo lo que hizo falta.

  2. Oreyallarga dice:

    Así lo había oído yo

  3. Enhorabuena a los que ayudaron a esta Sñra. es gratificante aqyudar a los que lo necesitan

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa