Publicado el: 16 Mar 2015

El PP trata de recuperar el espacio perdido en Proaza presentando a Carmen Arias

LA POSIBLE CABEZA DE LISTA EN LAS PRÓXIMAS ELECCIONES FUE ALCALDESA DE LA LOCALIDAD ENTRE 2003 Y 2007

El PP pretende recuperar el tiempo perdido (y el espacio político) en Proaza. Para ello quieren que la lista para las próximas municipales de mayo esté encabezada por alguien de peso y conocida en el pueblo: Carmen Arias García, que fue alcaldesa de este municipio entre 2003 y 2007. Posteriormente, tras la creación de Foro y otros problemas de índole familiar el PP prácticamente desapareció de la escena política, hasta el punto de que en el último mandato corporativo no tuvo (ni tiene) representación política, espacio que les arrebató Foro Asturias. Ahora los populares quieren reforzar su presencia en los valles del Trubia y su  principal baza es Carmen Arias.

La exalcaldesa de Proaza no ha sido aún ratificada por el consejo electoral de su partido en Asturias, aunque tiene muchas posibilidades. Eso se producirá entre el 15 y el 20 de abril, aunque a estas alturas ya nadie duda de que ella será la candidata a la alcaldía de Proaza por esta formación política. Arias declaró a La Voz del Trubia  que el objetivo del PP en estas elecciones es recuperar la alcaldía y «la presencia que siempre tuvo el PP en este ayuntamiento».

Arias trabajó desde el año 1976 en la fábrica de armas de Trubia y actualmente está prejubilada. Por motivos personales dejó la militancia activa en 2010, aunque regresó a la política en diciembre de 2013, momento en el que fue ratificada como presidenta de la Junta Local del PP en Proaza.

Casrmen Arias es natural y vecina de Proaza y viuda de Juan Alberto López Suárez, que fue alcalde de esta localidad (primero del PP y luego de URAS, el partido que creó Sergio Marqués tras escindirse del PP) y al que se le erigió en la plaza de la Abadía un busto el día 1 de junio de 2002, como homenaje popular.

Comentarios:
  1. Karin dice:

    Muy importante; el objetivo del PP es recuperar la alcaldía; y no dudan en reconocerlo. Estamos bien. Es decir, el objetivo la alcaldía, el medio el programa. No hay programa y hay objetivo prueba irrefutable de lo que digo

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa