Publicado el: 13 Abr 2015

Alta participación en la primera ruta “trupie” a Perlín

Grupo de asistentes a Perlín

Grupo de asistentes a Perlín

LA ASOCIACIÓN CULTURAL DE TRUBIA ESTRENA SUS EXCURSIONES HISTÓRICAS VISITANDO CASTROS, CASONAS BLASONADAS Y OTROS VESTIGIOS DE ESTE PUEBLO

Jesús González / Trubia

La Asociación Cultural de Trubia,  llevó a cabo la primera de las rutas históricas denominadas “Trupie”, del año 2015.  Un ciclo de conferencias históricas, que  se desarrollan  sobre el terreno, visitando las localidades y los vestigios históricos más relevantes que se encuentran en el Territorio de Trubia.

Este pasado domingo se celebró la ruta histórica, que tenía como punto de visita, la localidad de Perlín, a la que se apuntaron  14 personas interesadas en conocer la cultura y el pasado de esta localidad.

Esta población  tiene un significado etimológico agrario,  “Junto a “  “el Lin”.  En Asturias los “linares” son los lugares donde se cultivaba el Lino.  En Perlín, encontramos en su toponimia, “El Canto la LLinar”, lo que  hace pensar que efectivamente, la localización de esta plantación, vino a dar nombre a la zona.

Perlín, esconde una serie de vestigios de presencia humana, muy temprana, de hecho en una de sus cimas , la que está más al sur, se halla el Castro del Curitu o Curito, como se le conoce por la mayoría de los vecinos.  Este castro, documentado en 1961, ha sido estudiado recientemente, habiéndose datado el mismo, de época prehistórica, Edad del hierro II, lo que nos sitúa sobre una edad de unos 2500/ 2300 años.  El  recinto fortificado del “Picu Curitu”, uno de los mayores del municipio de Oviedo,  no está excavado, pero su visita permite en el visitante crearse  una plena convicción del porqué de su existencia en un contexto histórico tan antiguo, así como las formas de vida, y su estratégica localización.

La ruta también permitió conocer todo un repaso a la documentación medieval, donde se recoge la existencia de la iglesia de San Cristóbal, San Adriano y Santa Natalia de Perlín, iglesia prerrománica de la cual no se conocen vestigios. También se dio a conocer, como parte de la zona , que pasó a depender en el siglo IX del Monasterio de Tuñón, fundado en el año 881.

Los participantes en la visita pudieron conocer  in situ la casona de Pascueiro, y el Palacio de los Valdés Soís,  edificios blasonados  ambos del siglo XVII  y con capilla anexa,  y finalmente se pudo admirar una casa  tradicional asturiana, catalogada, también de esa época.

La Asociación Cultural, dio respuesta a las numerosas preguntas que los participantes realizaron a lo largo del recorrido,  , y que permite dar inicio a este ciclo de rutas, en el año 2015.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa