Publicado el: 05 Jun 2015

El Principado cierra el perímetro del área recreativa de Tuñón con bandas de acero

Tramo de la banda instalada esta mañana

Tramo de la banda instalada esta mañana

EL ROTURA DE LAS VALLAS DE MADERA ANTERIORES PERMITÍA EL ACCESO CON LOS COCHES A LA ZONA VERDE TODOS LOS FINES DE SEMANA, DETERIORANDO EL SUELO 

Operarios de carreteras del Principado de Asturias instalaron esta mañana los quitamiedos en el perímetro del área recreativa de Tuñón, que limita esta zona con la carretera AS-228. Hasta ahora, y debido a que se había caído la valla de madera, los coches accedían a aparcar por los huecos que había, deteriorando el suelo y el entorno, limítrofe con la Senda del Oso. Hace 5 meses el alcalde (hoy en funciones) de Santo Adriano Juan José Álvarez se comprometió a instalar una señal de prohibido aparcar en el área recreativa de Tuñón. La señal nunca llegó. Desde que comenzó el buen tiempo todos los fines de semana decenas de vehículos entran y estacionan en el mismo área recreativa, casi hasta la misma Senda del Oso, deteriorando el terreno, que se embarra cada vez que llueve. Y ello a pesar de que unos metros más allá hay un amplio aparcamiento de vehículos. La guardia vicil de Trubia ya denunció en su día que esta práctica estaba prohibida.

Coches aparcados esta tarde en una zona ya sin césped

Coches aparcados el último fin de semana

El ayuntamiento se comprometió entonces a instalar una señal de prohibido aparcar de manera temporal hasta que se colocaran los quitamiedos, solicitados al parecer al Principado, titular de la carretera. Ni siquiera se colocó una simple cinta adhesiva de policía en los huecos en donde está la valla caída que es por donde entrar los vehículos. Hoy por fin este entorno está ya más protegido.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa