Publicado el: 18 Jun 2015

Teverga muestra el paleolítico asturiano

El Arte Rupestre en Asturias3ESTA MAÑANA SE INAUGURÓ LA EXPOSICIÓN ‘EL ARTE RUPESTRE EN ASTURIAS’, QUE REPASA LOS CONJUNTOS ASTURIANOS DE LA CUENCA DEL NALÓN, DEL SELLA Y DEL CARES-DEVA 

El Parque de la Prehistoria de Teverga acoge hasta el 2 de noviembre la exposición “El Arte Rupestre en Asturias”, una muestra organizada por la UNED, la Dirección General de Patrimonio Cultural del Principado y la Universidad de Salamanca, con el apoyo del FECYT, con motivo de la celebración del centenario del descubrimiento de la Cueva de Candamo el año pasado.

El Director General de Patrimonio Cultural del Principado, José Adolfo Rodríguez Asensio, la Alcaldesa de Teverga, María Amor Álvarez Ardura,  y el alcalde de Santo Adriano, Jesús Muñiz, inauguraron esta mañana la exposición que repasa a través de paneles explicativos el arte en el Paleolítico, dedicando una especial atención a los conjuntos asturianos de la cuenca del Nalón, la cuenca del Sella y la cuenca del Cares-Deva.

La muestra temporal analiza el arte del Paleolítico Superior Europeo, periodo caracterizado por la representación de animales, signos y representaciones sexuales, tal como podemos observar en los más de 50 yacimientos con arte parietal paleolítico en Asturias. El conjunto de abrigos y cuevas con arte rupestre en la región, una tercera parte de los conocidos en la Península Ibérica, se articula territorialmente según las grandes cuencas fluviales.

En la cuenca del Nalón existe un conjunto de abrigos y cuevas poco profundas con grabados exteriores. En esta zona merece especial atención la cueva de Candamo, descubierta para la ciencia por Eduardo Hernández Pacheco en 1914. Animales y signos de diferentes épocas del Paleolítico Superior se reparten por esta cueva, concentrándose fundamentalmente en el “muro de los grabados” y el “camarín”, situado en lo alto en una disposición casi teatral.

La cuenca del Sella ofrece diversos santuarios de arte rupestre, como la cueva de Tito Bustillo, espectacular por la cantidad y calidad de su arte; la cueva del Buxu, con sus enigmáticos signos tectiformes; y la cueva del Sidrón, más conocida por los restos humanos neandertales allí encontrados, donde aparecen también algunos signos pintados. En la cuenca del Cares-Deva destacan la Covaciella, decorada en un corto espacio de tiempo durante el Magdaleniense; la Cueva de Llonín, con decoraciones realizadas a lo largo del Paleolítico Superior; y la cueva del Pindal, un enclave en la costa sobrecogedor por su belleza.

En la muestra se incide además en el excepcional valor cultural de estas manifestaciones de arte rupestre en Asturias, que propició que la UNESCO declarase como Patrimonio de la Humanidad a cinco de las cuevas asturianas: Tito Bustillo, Candamo, Llonín, Pindal y Covaciella.

“El Arte Rupestre en Asturias” se puede visitar de forma gratuita hasta el 2 de noviembre en la Galería del Parque.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa