Publicado el: 23 Jun 2015

La Plataforma de Trubia pide al Ayuntamiento que pare el traslado del patrimonio industrial

Algunos de los representantes del tejido asociativo de Trubia durante la reunión de ayer

Algunos de los representantes del tejido asociativo de Trubia que conforman la Plataforma

LAS DIVERSAS ASOCIACIONES TRUBIECAS, TRAS REUNIRSE, EXIGEN VOLUNTAD POLÍTICA Y QUE SE RETOME EL PROYECTO DE MUSEO

La Plataforma de Trubia, que agrupa al movimiento vecinal y asociativo de Trubia, se reunió ayer con carácter de urgencia para pedir al Ayuntamiento de Oviedo que impida el traslado del partrimonio industrial de la fábrica de armas a Gijón. En la mañana de hoy difundirán un comunicado y enviarán una carta tanto al Ayuntamiento Oviedo como a la Universidad, a la consejería Cultura y a los ministerios de Defensa y Cultura.

El objetivo es “defender el Patrimonio de la Fábrica de Armas de Trubia, lo que pasa por una clara voluntad política de querer hacerlo. A partir de ahí, fomentar su estudio y catalogación definitiva cara a retomar la idea del museo en Trubia. Y por supuesto impedir la salida del patrimonio de Trubia y la destrucción sistemática del mismo”. señala Toño Huerta, presidente de la asociación de vecinos.

75 elementos del patrimonio hístórico de las fábrica de armas de Trubia y Oviedo se irán finalmente a Gijón si el Ayuntamiento de Oviedo no lo detiene. El Ministerio de Defensa, propietario de estos fondos, está dispuesto a cederlos por cinco años “prorrogables” a la Universidad de Oviedo, al entender que no supone un coste para Defensa y además evitan así su deterioro. Dice el Gobierno, en contestación a una pregunta de la diputada de UPyD Irene Lozano, que si se envía a la Universidad de Oviedo es porque ninguna otra entidad local o autonómica ha hecho ninguna otra propuesta. El exalcalde de Oviedo, Agustín Iglesias Caunedo, había manifestado públicamente que no se iba a permitir que se trasladara ese patrimonio a Gijón. Sin embargo, no presentó ningún escrito a Defensa solicitando propuesta alguna, por lo que se quedó en una mera declaración de intenciones. Por eso, explica el experto en patrimonio de la fábrica de Trubia José César Vila “la pelota está ahora en el nuevo equipo de gobierno del Ayuntamiento de Oviedo, aunque mucho me temo que ya no podremos hacer nada”.

Comunicado íntegro:

PLATAFORMA VECINAL DE TRUBIA COMUNICADO EN DEFENSA DEL PATRIMONIO DE LA FÁBRICA DE ARMAS DE TRUBIA

Ante la grave situación del patrimonio histórico-cultural de la Fábrica de Armas de Trubia y el anuncio de la posible salida de parte del mismo, hecho ya consumado en el pasado con numerosos casos, la Plataforma Vecinal de Trubia suscribe el presente comunicado que hará llegar a todas las partes implicadas, Universidad de Oviedo, Ministerio de Defensa, Ayuntamiento de Oviedo, Consejería de Cultura del Principado de Asturias, así como a los diversos grupos políticos y medios de comunicación para su mayor difusión y conocimiento.

Hace ya demasiado tiempo que los vecinos de Trubia estamos asistiendo al desmantelamiento de la Fábrica de Armas de Trubia, tanto en su ámbito industrial y laboral como a la destrucción de su patrimonio histórico-cultural. Desde hace meses se viene insinuando el traslado de diverso material y maquinaria desde su sede en la factoría trubieca hacia la Escuela Politécnica de Gijón. Hecho en parte consumado en lo referente a otros elementos patrimoniales repartidos por diversas sedes nacionales (Museo del Ejército de Toledo, Archivo Militar de Segovia, etc.). Escudándose en ser el propietario de dicho material, el Ministerio de Defensa viene actuando de forma unilateral y sin consenso en la gestión de ese patrimonio que, entendemos, es de todos, dejando de lado una vez más la opinión de la población local, en este caso de Trubia. No debemos olvidar que la relación de Trubia con su Fábrica de Armas se remonta a más de 220 años, no pudiendo entenderse la una sin la otra.

Pero no sólo hablamos de traslados, también de expolio, de destrucción y de desaparición de parte de este patrimonio, lo que viene siendo habitual desde hace décadas y, en los últimos tiempos, hechos consumados a plena luz del día mediante salidas en contenedores de material documental y bibliográfico, fomento del estado de ruina de diversos edificios o aparición de elementos artísticos producidos en la fábrica en rastros asturianos. A pesar de ello, el volumen patrimonial de la Fábrica de Armas de Trubia sigue siendo inmenso y de primer orden. Por todo ello, desde la Plataforma Vecinal de Trubia, en la que se integra gran parte del tejido asociativo de la localidad, exigimos a los diversos responsables que velen por este patrimonio e impidan su salida de Trubia, foco donde surgió la industrialización asturiana. Por todo ello demandamos los siguientes puntos con carácter urgente:

1. Del Ministerio de Defensa un compromiso claro y efectivo de velar, como propietario, del patrimonio de la Fábrica de Armas de Trubia, entendiendo este como un todo integrado tanto por los elementos inmuebles, muebles (archivos, bibliografía, producción artística, maquinaria, etc.) y el territorio y sociedad creados. Un compromiso que pasa por la permanencia en Trubia de todo ese patrimonio.

2. Del Principado de Asturias, a través de la Dirección General de Patrimonio, un compromiso de hacer cumplir la Ley 1/2001, de 6 de marzo, de Patrimonio Cultural de Asturias, así como el Decreto 20/2015 por el que se aprueba el Reglamento de Desarrollo de dicha Ley, que le faculta para impedir y frenar el expolio del patrimonio asturiano, en este caso de Trubia.

3. Del Ayuntamiento de Oviedo, como administración más cercana, una posición clara y firme en defensa del patrimonio trubieco, así como el compromiso de iniciar una solicitud formal a la Direccional General de Patrimonio del Principado de Asturias, para iniciar los trámites oportunos para proteger los bienes relacionados con la Fábrica de Armas de Trubia, dentro de su ámbito de competencia –es decir, fuera del recinto fabril–, a través de las figuras de Bien de Interés Cultural e Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias. Y al Ministerio de Cultura el desarrollo efectivo de un Plan Director sobre el Patrimonio de la Fábrica de Armas en función de las directrices marcadas por el Plan Nacional de Patrimonio Industrial, el cual incluye estas instalaciones entre las propuestas para su intervención. En este sentido, y tras el desmarque de la anterior corporación en este tema, lo que ha propiciado en parte llegar a este punto, confiamos en los compromisos adquiridos ante de las elecciones por los miembros que formarán el nuevo equipo de Gobierno de Ayuntamiento de Oviedo, emplazándoles a una próxima reunión en la que tratar este tema y adelantarse una serie de propuestas para ser estudiadas.

4. De la Escuela Politécnica de Gijón y, por extensión, de la Universidad de Oviedo, una defensa firme y clara del patrimonio asturiano que pasa por no descontextualizar sus elementos mediante traslados injustificables desde el punto de vista histórico. Si la labor de la Universidad es universalizar el conocimiento, su posición debería ser la de apoyar el desarrollo de políticas culturales y la defensa del patrimonio en pro de las comunidades y no de los intereses meramente academicistas.

5. De todas las administraciones y agentes sociales implicados, la voluntad y compromiso de comenzar un estudio serio y en profundidad del Patrimonio Industrial de Trubia ligado a la Fábrica de Armas. El cual debería comenzar por una catalogación seria y definitiva de todos los fondos y la gestación y desarrollo de un Plan Director, con el fin último de proteger y difundir este patrimonio a través de un Proyecto Museológico actual y que deje atrás la vieja museología de entender el museo como un depósito de materiales, asumiendo los objetivos de la nueva museología de verlo como un recurso territorial, comunitario y dinamizador. Y por supuesto, vinculado y situado en Trubia. El fin último es frenar el deterioro y expolio de nuestro patrimonio, impedir su salida de Trubia y exigir su permanencia en la localidad, ya que no se puede entender fuera de su contexto. Aprovechar los edificios sin uso para albergar un futuro museo, un centro de documentación con todos los archivos y diversas actividades relacionadas. Todo lo cual pasa por una clara cuestión de voluntad política. En definitiva, que Trubia siga estando ligada a su Fábrica de Armas tras 221 años de relación mutua. A raíz del presente comunicado, nuestro deseo es mantener próximas reuniones con todas las administraciones implicadas para hacerles llegar de primera mano nuestra preocupación, así como exponerles nuestras ideas para llegar a un consenso y alcanzar el objetivo final, que es proteger el patrimonio de la Fábrica de Armas de Trubia, fomentar su estudio y divulgación e impedir su salida de Trubia. En Trubia, a veintitrés de junio de dos mil quince Fdo.- Asociación de Vecinos de Trubia, en representación de la Plataforma Vecinal de Trubia.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa