Publicado el: 10 Jul 2015

Tensión entre los despedidos y los representantes sindicales de la fábrica de Trubia

Pancarta desplegada frente a la fábrica hoy

Despedidos frente a la fábrica, en una foto de una concentración anterior

LOS AFECTADOS POR EL ERE CREEN QUE LOS SINDICATOS LES ESTÁN USANDO DE “MONEDA DE CAMBIO” FRENTE A LA EMPRESA Y HABLAN DE QUE LA MESA DE NEGOCIACIÓN ES UNA “FARSA”

EL PRESIDENTE DEL COMITÉ, ESTEBAN ELORZA, DICE QUE SOLO ADMITIRÁN QUE LA CARGA DE TRABAJO SE SAQUE CON LOS DESPEDIDOS Y LOS CONTRATOS RELEVO Y QUE SI NO ES ASÍ VOLVERÁN A LAS MOVILIZACIONES

La concentración convocada hoy ante la fábrica de Trubia puso de manifiesto la tensión existente entre los sindicatos y el colectivo de despedidos. El ambiente estaba caliente y hubo voces denunciando el papel de los sindicatos frente a la empresa y ante la mesa de negociación abierta para intentar resolver el problema de los despedidos y la carga de trabajo prevista para los próximos meses. “Nos están usando como moneda de cambio para tratar con la empresa, que da largas al comité todo el rato”, señalaban algunos de los concentrados hoy y añadían “la Mesa es una mentira y un engaño. No existe tal mesa ni nunca existió. Es una farsa del comité”. Añadieron que además la Mesa no estaba integrada por el comité sino por UGT y CCOO.

Esteban Elorza, presidente de ese comité y miembro de CCOO, confirmó esta información: “la empresa decidió que estuviéramos los delegados sindicales de los sindicatos mayoritarios, es decir UGT y CCOO, y decidimos aceptar esta condición”.

Último paro

Hoy finalizaba el último paro de una hora que se convocó meses atrás en apoyo a los 55 despedidos. Elorza explica que se pone fin a la movilización, no porque se haya abierto la mesa de negociación, sino “porque las habíamos programado hasta julio. Ahora tenemos esta mesa de negociación y si no da frutos volveremos a las asambleas para recoger propuestas de nuevas movilizaciones”.

Elorza se mostró escéptico con que la empresa acepte las exigencias de UGT y CCOO: “nuestra propuesta es que haya una planificación a medio plazo respecto a la carga de trabajo y que los que entren sean los despedidos y los contratos relevo, pero ESB se niega, quieren que se vaya viendo mes a mes.”

El presidente del comité de empresa reconoce que la relación con los despedidos es “tensa, porque se ven con el agua al cuello y es normal porque observan que no acaba de haber arreglo. pero nosotros vamos a seguir defendiéndoles”, aseveró.

Por otro lado diversas fuentes afirman que la presidenta mundial de general Dynamics Phebe Novakobic, vendrá a España en las próximas semanas, en lo que sería su tercera visita a España.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa