Publicado el: 11 Jul 2015

El escalador herido en Morcín frecuenta los montes de Teverga

Sin perdón, lugar en donde tuvo lugar el accidente

‘Sin perdón’, lugar en donde tuvo lugar el accidente

CARLOS C.G, SE DESCOLGÓ DE LA PARED EN LA ESCUELA DE OTURA, SUFRIENDO UNA APARATOSA CAÍDA

Blanca M. García / Morcín
Un escalador resultó ayer herido muy grave tras sufrir una caída mientras se encontraba en la escuela de escalada de Otura, en Morcín. El varón, Carlos C. G., que presentaba politraumatismos graves, fue evacuado al HUCA por el Grupo de Rescate de Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA), a bordo del helicóptero medicalizado del organismo autónomo. A expensas de más pruebas y hasta nueva valoración médica su pronóstico es grave.

El Centro de Coordinación de Emergencias recibió el aviso a las 21:26 horas. En la llamada se indicó que un escalador se había descolgado y parecía estar herido en una pierna. De inmediato se movilizó al Grupo de Rescate del SEPA, a bordo de la aeronave medicalizada.

Al parecer, el accidente se produjo en el sector Mar Antiguo, concretamente en una vía de cuatro largos con un grado máximo de dificultad de 6a+ y unos 90 metros de altura conocida con el nombre de Sin Perdón. El escalador se encontraría descendiendo por dicha pared cuando, justo antes de iniciar el rápel desde una de las reuniones, se precipitó al vacío sin haberse podido asegurar antes a la cuerda. Según explicaron algunos de los escaladores que se encontraban en la zona en el momento en el que se produjeron los hechos, parece ser que durante la caída una de sus piernas se enredó con la cuerda y éste quedó colgado boca abajo sostenido por ella a unos 15 metros del suelo, lo que evitó que siguiera precipitándose.

Una vez en el lugar, se procedió al rescate del varón accidentado que al parecer se descolgó y sufrió una aparatosa caída. En una compleja intervención de rescate, los integrantes del grupo de rescate tuvieron que realizar una operación de grúa en pared para poder recuperar y evacuar al accidentado. Para ello fue preciso desplegar unos 30 metros de cable. Una vez en la aeronave, se procedió a su traslado al HUCA.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa