Publicado el: 02 Ago 2015

Escartín: «En Asturias se decidirá quién ganará la Vuelta»

Fernando Escartín, foto de Roberto Menéndez

Fernando Escartín, foto de Roberto Menéndez

Beatriz Álvarez / Quirós

La Delegación de Gobierno en Oviedo fue escenario recientemente de una reunión para ir ultimando todos los temas de seguridad relacionados con las etapas de la Vuelta Ciclista a España 2015 que transcurren por Asturias. Por parte de Quirós asistieron el alcalde, Ovidio García y los conjejales Eva Martínez y José Prieto. 

Fernando Escartín, actual director técnico de la Vuelta y ex-ciclista destacó que lo que se intenta es limitar el acceso a los puertos de montaña facilitando siempre el acceso al mayor número de gente «toda la que pueda haber» pero primando el criterio de seguridad tanto para los ciclistas como para el público, para ello ha de trabajarse en estrecha coordinación y colaboración entre la organización de carrera y guardia civil. «Hasta ahora ha ido todo fenomenal» dijo el que fuera una de las figuras del ciclismo nacional en los años 90 «lo más importante es que aquí hay una afición grandísima que siempre ha sabido mucho de ciclismo y el respeto que ha habido aquí a los ciclistas siempre ha sido muy grande».

La reunión de seguridad se celebró el pasado día 30 de julio con la presencia del delegado de Gobierno, Gabino de Lorenzo, responsables de los Cuerpos y Fuerzas de seguridad del Estado, miembros de la organización de la ronda y representantes del Principado y de los Ayuntamientos implicados.
En declaraciones exclusivas hechas a Roberto Menéndez Mateos para ciclismoenasturias.com y cedidas por él a este medio, Escartín hace la siguiente valoración de la etapa del día 7 de setiembre con llegada a la ermita de Alba (Quirós)
«Es una etapa durísima a una semana del final de la Vuelta. Tiene 184 km y 5.200 metros de desnivel en la que los tres últimos puertos, Cordal, Cobertoria y ermita de Alba convierten el final de etapa en una llegada durísima. Se sale de Luarca donde subiremos el puerto de Tineo y el Tenebredo y la acumulación de los dos días anteriores, Alto Campo con una llegada también durísima y la anterior en Sotres, va a decidir entre tres o cuatro corredores quien va a ganar la Vuelta.»
Respecto a las rampas de la subida a Alba (Salcedo-Quirós) Escartín declara que este último puerto es muy duro, pues a pesar de tener siete km, unos tres km menos que el de La Cobertoria, tiene idéntico desnivel.
Sin duda, la etapa del día 7 de setiembre, Luarca-Ermita de Alba está llamada a ofrecer un espectáculo de público y ciclismo. Mientras tanto continúan a buen ritmo las obras en la pista por donde subirán los ciclistas a, probablemente, disputar la etapa y el triunfo final de la Vuelta.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa