Publicado el: 03 Ago 2015

La fiesta de la vida

?????????????

Guadalupe Mora junto a Claudio

Más de 150 personas celebran en Perlavia una fiesta por la recuperación de su vecina Guadalupe Mora, tras una larga enfermedad. Crónica de Roberto Velasco.

Hoy queremos dar una noticia que es un motivo de esperanza y alegría, lejos de tantas otras a las que estamos habituados y que cansan nuestras retinas y agotan nuestras ilusiones.

Ayer en el pueblo de Perlavia se celebró la recuperación, tras una larga enfermedad, de nuestra vecina Guadalupe Mora. Y para ello con el entusiasmo de quien encuentra un motivo para seguir viviendo la vida con optimismo y nuevas miras, esta mujer que ha luchado tan duramente por salir adelante, convocó a familiares, amigos y vecinos de nuestro pueblo a reunirnos en una fiesta que será recordada por mucho tiempo y que juntó a mas de 150 personas.

?????????????

Un momento de la fiesta

El día fue radiante, lo mismo que  radiante podíamos ver a la homenajeada. Su esposo Claudio y sus hijas Yoana y Aroa no cabían en sí de alegría, de la misma manera que sus padres José y Manolita y sus hermanos Luis y Ester (con Tania incluída).

Sus amigos y los vecinos que allí acudimos en tropel para felicitar a nuestra querida vecina disfrutamos de todo lo que una buena fiesta se merece: comida y bebida en abundancia, mucha charla y  camaradería e incluso estuvimos muy bien amenizados por la música que nos proporcionó Jóse el yerno de Guada, que es como todo el mundo la conoce.

Así podemos decir que el mes de agosto en Perlavia arranca con la alegría de vivir que ayer nos contagió nuestra querida Guada.  Felicidades amiga.

Comentarios:
  1. Bea la de Lola dice:

    Qué entrañable crónica Roberto! La vida siempre hay que celebrarla tb incluso cuando se pone cuesta arriba. Me habéis emocionado. Enhorabuena a Guadalupe no sólo por su recuperación sino tb por toda la gente que se reunió con ella para celebrarlo.

  2. sonia dice:

    Me alegro por Guadalupe. Una amiga entrañable de la infancia.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa