Publicado el: 09 Ago 2015

Cuando Trubia quiso ser independiente

trubiaaños20Fernando Romero / Trubia
El 24 de mayo de 1926, el semanario El Correo de Trubia, recogía en portada un debate que venía de atrás y seguiría aún varios números, sobre la necesidad de que la localidad tuviera ayuntamiento propio.

En estos años este núcleo fabril tenía gran importancia por el número de trabajadores de la fábrica de armas, que generaban a su alrededor empleos indirectos y mucha actividad. Con una población de 7.000 vecinos José Fuente, concejal representante de Trubia en el consistorio oventense en 1924, consideraba que eran un núcleo urbano y no rural y que podía ser perfectamente autónomo. La bandera independentista la recogió luego el mencionado periódico semanal alegando que Trubia “es uno de los pueblos que no tiene administración propia y vive oscura y olvidada careciendo de las cosas más indispensables para la vida del ser humano; agua cristalina con la que apagar nuestra sed y escuelas saneadas con material pedagógico, con que dar a beber el espíritu de los pequeños el agua de la ciencia que refresque sus cerebros inocentes”.

Por entonces se había creado una Comisión Pro Ayuntamiento que buscaba el visto bueno de los vecinos a esta iniciativa. Es más, aunque hablaban de la necesidad de que, una vez existiera ese Ayuntamiento habría que votar a sus representantes, tampoco le hacían ascos a que éstos fueran nombrados desde arriba “ese personal sería igual de competente, tanto o más que si fuera elegido por el sufragio del pueblo”. Y parece que el problema de las corruptelas de los que pretenden vivir de la política ya estaba de moda hace casi un siglo: “más lo que me apena (…) es que venga el elemento “viejo” que haga el tema del Ayuntamiento su modus vivendi”. Por eso pide el articulista “ En Trubia hay juventud y juventud competente para desempeñar los diferentes cargos de un municipio”. En otro número decía El Correo de Trubia que las negociaciones para que la localidad tuviera su ayuntamiento “estaban muy avanzadas” y que incluso había “disponibilidades económicas” para ponerlo en marcha. Dejan claro que la reivindicación de un ayuntamiento propio salió del propio periódico para “separarnos de la capital, sacarnos del oscuro rincón de una capital que no nos mira y atiende”.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa