Publicado el: 23 Ago 2015

[ Trubia] Los vecinos de Santa Bárbara quitan la valla para protestar

Los vecinos de Santa Bárbara en plena faena, levantando la valla

Los vecinos de Santa Bárbara en plena faena, levantando la valla

Numerosos vecinos del Patronato de Viviendas Santa Bárbara, en Trubia, han levantado la valla que separa la finca de estos pisos con una huerta de un colindante que decidió días atrás cerrar el paso a un camino público que daba servicio desde hacía siete años a esta comunidad. Es la primera medida de una batalla que acaba de empezar. 

Una vez termine el mes de agosto los vecinos de Santa Bárbara van a poner el caso en manos de un abogado y mantendrán una reunión con representantes del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Oviedo

Hace 15 días, J.P. M.M., que tiene una huerta pegada a este grupo de viviendas, cerró unilateralmente con una valla metálica el acceso a un camino, propiedad del Ministerio de Fomento, que daba servicio a estos vecinos. Como medida de protesta los afectados han levantado el cierre perimetral, dejando sin separación física ambas finas y evitando así quedar aislados en caso de alguna emergencia, como ocurrió en las últimas inundaciones por el desbordamiento del Nalón.

El 12 de agosto de 2008 la comunidad de vecinos del Grupo Santa Bárbara de Trubia, por unanimidad, solicitó un paso de apertura para peatones a Demarcación de Carreteras del Estado  entre la finca de la comunidad con el camino de servicio colindante, que estaba vallado desde hacía unos años. Este acceso iba a ser de gran utilidad para esta comunidad vecinal, dado que tras la construcción de la autovía y la rotonda, se quedó aislada y con una única salida, que requiere dar un gran rodeo para llegar a los contenedores de basura o simplemente para acceder a las localidades de Soto y Trubia.

El 7 de noviembre de 2008 Fomento autoriza dicho paso peatonal, aunque el 5 de octubre de 2011 lo vuelve a desautorizar por una cuestión formal, dado que “tras revisar el expediente vimos que esos terrenos eran de Adif-Renfe”.

Posteriormente, el concejal de IU en el ayuntamiento de Oviedo Roberto Sánchez Ramos, solicitó a Delegación del Gobierno que permitiera el paso. En la contestación, fechada el 24 de enero de 2012, se decía que dicho camino “es de titularidad pública, producto de un trámite expropiatorio en las obras de la A-63”, si bien matizaba que “sobre tales terrenos todavía subsiste un procedimiento de replanteo de lindes y titularidad para una posible revisión de excedentes, solicitado por un propietario colindante que afirma ser el titular de los derechos sobre ellos”, aunque también añadía el escrito de Delegación del Gobierno que “no sería procedente cortar el tránsito a los vecinos y ha de mantenerse el paso libre”.

Dos años después, en sentencia 882/14 del Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, con fecha de 31 de octubre de 2014, se reconoce el derecho de  P. J. M.M. a la reversión de terrenos expropiados y “le permite el cierre de sus terrenos hasta el límite establecido en el último informe pericial”, informe que los vecinos desconocen, por lo que no está claro aún a qué limite se refiere y si afecta al paso cortado.

Protestas

Como medida de protesta los vecinos de Santa Bárbara ya han desmontado estos días la valla de su propiedad que instalaron hace años y que separa la linde de Santa Bárbara con el vecino citado, dejando así expedito el paso entre ambas fincas.Este camino, cuyo acceso está ahora cerrado, permitía a los vecinos tener una alternativa a la salida principal, por la carretera a Avilés, que  carece de aceras o arcenes “y muy peligrosa, porque los coches pasan muy rápido”, explica María del Carmen García García. Ésta y otras vecinas recuerdan que durante las últimas inundaciones producidas a causa del desbordamiento del Nalón hace ya cinco años y gracias a que estaba abierto el otro acceso ahora cerrado, pudieron salir los vehículos “y el propio vecino que ahora nos cierra el paso también tuvo que salir por ahí”. Otra vecina explica que con este cierre “quedamos aislados y con una única entrada y salida muy peligrosa”. Ahora la comunidad de vecinos de Santa Bárbara está estudiando medidas legales y otras protestas ante una situación que, afirman, no tolerarán “por el capricho de un señor frente a 48 vecinos”.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa