Publicado el: 25 Ago 2015

Dani Viejo, del Mundial de Kazajistán al Campeonato de España

Un momento de la caída de Dani Viejo en Kazajistán

Un momento de la caída de Dani Viejo en Kazajistán

Beatriz Álvarez / Quirós

El ciclista de origen quirosano Dani Viejo se incorpora hoy al equipo asturiano que disputará entre los días 25-30 de agosto el Campeonato de España de Ciclismo en Pista en el velódromo de Galapagar (Madrid), tras llegar de los mundiales de Kazajistán.


El joven quirosano acaba de llegar de los mundiales celebrados en el velódromo Saryarka en Astaná (Kazajistán) donde compitió formando parte de la selección española junior de la mano de Salvador Meliá. A pesar de las expectativas puestas en algunas de las pruebas y de la apuesta fuerte que se había hecho por la cuarteta, no hay que olvidar que acababan de romper el récord de España de persecución en los europeos celebrados en julio, los resultados no han sido los esperados. Dani Viejo que sufrió una caída en la prueba del scratch ya había manifestado públicamente que el nivel iba a ser muy alto, pero que ellos iban a dar lo mejor de sí.

En declaraciones exclusivas a La Voz del Trubia el moscón Santi Pérez seleccionador asturiano afirma que «es una oportunidad histórica para el ciclismo asturiano ya que, desde Adolfo Alperi en los años 90 ningún corredor fondista de pista asturiano había podido gozar de esta oportunidad». En Asturias al no tener una pista cubierta se hace muy complicado tener el nivel de entrenamiento y forma que pueden tener otras comunidades pero -añade- «Dani llegaba en buen estado a este Mundial después de ganar una copa de España en ruta. Un fallo les privó de tener un buen resultado en la persecución por equipos dónde aún así rodaron en tiempos muy buenos. Luego Dani participó en el ómnium por primera vez en su vida. Esta prueba no se disputa a nivel nacional y carecía de experiencia». Para Santi Pérez lo más importante es que un junior que acaba de llegar a lo más alto de su categoría con la participación en estos Mundiales «vuelva a casa sabiendo que se puede mejorar. Hablamos de corredores en edad de formarse y aprender. Objetivo cumplido. Con ganas de poner en práctica esta semana el aprendizaje y convertirlo en medallas en el nacional de Galapagar».

Esta joven promesa del ciclismo integrante del equipo Ciudad de Oviedo, sigue diariamente la misma rutina de entrenamiento en el velódromo de Llanera que consiste en hacer kilómetros para mejorar la sincronización entre los distintos miembros del equipo pues «la cuarteta es una prueba muy exigente en concentración y sincronización entre todos». Sus impresiones para esta semana de competición son las siguientes: «competir cuatro días con los mejores niveles del mundo te hace llegar con una fuerza y motivación impresionantes. Espero que se vea reflejado en resultado de los nacionales.» Dani lleva trabajando a alto nivel desde el 11 de agosto fecha en la que viajó a Palma de Mallorca para, en el Centro de Alto Rendimiento de la capital balear, preparar el Mundial.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa