Publicado el: 02 Nov 2015

[Quirós] La mortera de Alba tendrá un ‘paso canadiense’

Obras para el paso canadiense. Foto de Beatriz Álvarez

Obras para el paso canadiense. Foto de Beatriz Álvarez

La finalidad es evitar el movimiento de ganado y facilitar el de vehículos, maquinaria, montañeros y ciclistas

Beatriz Álvarez / Quirós

La construcción de un paso canadiense, solicitado por los vecinos en las distintas reuniones previas que con motivo del arreglo de la pista de Alba para la celebración de la etapa de la pasada Vuelta a España, ha comenzado estos días.

Por el momento sólo está hecha la fosa sobre la que se instalará el mecanismo propiamente dicho que impide la salida del ganado de la mortera pero permite el acceso de vehículos.

Un paso canadiense es un sistema de confinamiento de animales que completa a vallados y otros tipos de cerramientos. Se instala en el punto de acceso por carreteras y pistas rurales a fincas, en este caso a la mortera, con la finalidad de evitar el movimiento de ganado y facilitar el de vehículos y maquinaria, montañeros y ciclistas. Esta es una fórmula utilizada en distintos lugares que conlleva la eliminación de las tradicionales canciellas o portiellas que muchas veces quedan abiertas favoreciendo la indeseada salida de las cabezas de ganado fuera de la mortera.

Consiste en una parrilla de rodillos metálicos colocados en paralelo en posición horizontal a ras del suelo. Las barras se colocan transversales a la dirección de la vía. Bajo esta parrilla hay un pequeño foso (que es lo que podemos ver en la foto que ilustra esta información) Esta construcción inhibe a los animales a cruzar primero, porque se trata de algo desconocido que les genera desconfianza y segundo, porque les resulta dificultoso hacerlo. Este sistema tiene muy poco o nulo impacto ambiental sobre el paisaje y facilita mucho las labores ganaderas y las tareas rurales.

Obras en Villaxime 

También se iniciarán esta semana las obras para el arreglo de la carretera de Villaxime cuyo piso está levantado a raíz de un desbordamiento del río durante el último temporal de nieve. Durante la pasada visita de la consejera Dolores Carcedo a Bárzana, un vecino de la localidad se entrevistó con Ricardo Suárez Argüelles, Director General de Administración Local. Suárez Argüelles le informó de la existencia de una Memoria en la que el arreglo de la carretera se estimaba en un mínimo de 55.000 euros y de que se estaba trabajando en ello para darle solución lo más rápido posible. Parece que efectivamente se ha actuado con rapidez, una rapidez relativa dado el tiempo que lleva la carretera en este estado lamentable.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa