Publicado el: 06 Nov 2015

[Tribuna] Luces y sombras de Mino Álvarez

Casimiro 7Por Casimiro ÁLVAREZ
Sigo con mucha atención a Mino desde que fue elegido alcalde de Teverga y, ahora que presenta su dimisión como concejal, no puedo evitar cierto sentimiento de pena ante el convencimiento de que se va por la puerta trasera todo un personaje.

El alcalde de Teverga, Belarmino Álvarez

Belarmino Álvarez cuando era alcalde

Ya he dicho en repetidas ocasiones que, desde mi punto de vista, fue el mejor alcalde de los Valles del Oso de la pasada legislatura y, quien hizo la mejor y más inteligente campaña electoral de las pasadas elecciones; lleva la política en las venas, es un gobernante resuelto, con mucha capacidad de adoptar decisiones valientes y, en consecuencia, arriesgadas, era un contrincante escurridizo cuando gobernaba y corrosivo en ésta última etapa como concejal de la oposición. En pocas palabras, una especie en peligro de extinción en la política asturiana, dominada por siniestros personajillos de mente atocinada y carentes de iniciativa, que no aportan más que burocracia amiguísimo y despilfarro; está en línea con los verdaderos maestros de la mal llamada democracia en Asturias, que independientemente de su nivel de corrupción, casi siempre enorme, eran especialistas en el funambulismo político; el ahora tan denostado Villa, que campeó a sus anchas a lo largo y ancho de la política y economía asturiana de los últimos 35 años; el incombustible Areces, en liza permanente con el anterior y detrás de las mayores operaciones financieras y de la construcción de Asturias, muchas de ellas bajo sospecha; Cascos el General Secretario que algunos relacionan con la Gürtel, pero que puso en marcha multitud de obras trascendentales para las comunicaciones de Asturias, luego paralizadas o ridículamente ralentizadas por socialistas y populares; Gerardo Iglesias en su tiempo, probablemente el más honesto de todos y, más cerca de nosotros Chus “el de las Xanas” el revolucionario y hábil alcalde de Stº Adriano; igualmente, estoy convencido que sería Toni Capín, echao p´lante, resolutivo, trabajador, etc. pero al que la mala fortuna y los compadreos políticos no le permitieron gobernar, a pesar de haber ganado dos elecciones.

Lo cierto es que Mino se hizo cargo de un ayuntamiento muy contaminado por la gestión de su antecesora, aunque él ya era entonces concejal y, a pesar de las brillantes en algunos casos y comprometidas en otros, actuaciones de otro político de raza que era concejal y secretario del partido, Paco el de Villamayor. Pero lo cierto es que desde el principio de su mandato, ninguneó las cuentas del ayuntamiento para acometer cualquier actuación que se le presentara, generalmente con más tintes populistas y clientelistas que realistas; sobrecarga de personal, campañas turísticas más alocadas que atinadas, actuaciones ganaderas poco razonadas, obras de todo tipo, que aunque siempre necesarias, quizás no fuesen las más urgentes; todo ello con bastante descontrol y sin un imprescindible orden de prioridades; facilitar la creación de un Parque Natural que atropella los intereses de sus vecinos, que terminaron ganando pleitos contra él, sin contrapartidas o beneficios; apoyo a la demolición de la Mancomunidad con la finalidad de propiciar clientelismo político o compra de votos, entre los trabajadores que hubo que incorporar para sustituirla; conversión del PSOE tevergano en su parcela particular, con la lapidación -en términos metafóricos, entiéndase- de cualquiera que no acate sus actuaciones, que provocó las dimisiones en cadena del anterior secretario y antiguo compañero de corporación y, de los dos concejales que le sucedían en la lista de las últimas elecciones, para terminar situando a su otra hija en la secretaría del partido. Así todo queda en familia, ellos se lo guisan y ellos …..

Belarmino Álvarez, durante el pleno de hoy

Belarmino Álvarez, durante el pleno, ya en la oposición 

A medida que el gasto aumentaba y las cuentas se descontrolaban intentaba paliar a base del recurso típico y más recurrido por nuestros gobernantes, subidas de impuestos y tasas; de tal manera que hoy Teverga tiene el triste honor de capitanear el ranking de usura contra sus vecinos, a base de los tributos más altos de Asturias; así por ejemplo, mientras Degaña aplica un IBI del 0,4 % sobre el valor catastral, Teverga cobra un 1,113 %, o mientras en Salas se paga el 2 % del presupuesto total del proyecto por licencias de obras, en Teverga aplican el 4 %.

La borrachera de poder que probablemente le produjo la superioridad política que ostentaba frente a sus adversarios, le condujo a una serie de imprudentes y prepotentes actuaciones, que al final le costaron las elecciones y su implicación en los múltiples casos de corrupción en los que presuntamente está inmerso, y terminaron con el procesamiento actual que provocó su dimisión; contratación irregular de su hija en un ejemplar caso de nepotismo, uso irregular de tarjetas municipales al más puro estilo de los chorizos de Bankia, aunque a diferencia de ellos aquí se trate del chocolate del loro, creación de empresas -en éste caso cooperativa- para ningunear la normativa sobre adjudicaciones municipales, y probablemente alguna trapisonda más.

El procesamiento de Mino Alvarez Arias estaba cantado desde antes de las pasadas elecciones municipales, lo que debería haber supuesto que otro encabezara la candidatura socialista, pero en el partido sólo se hacía su voluntad, de manera que no fue capaz de conseguir la mayoría suficiente para gobernar, cuando sus contrincantes y muy especialmente Antonio Capin Fernandez había advertido repetidamente que trataría de evitar que gobernara un alcalde bajo sospecha de corrupción. Pero sus intereses personales y familiares pesaron más que los del partido y, para colmo, propició el vergonzoso espectáculo del día de la toma de posesión de la nueva corporación, que en su momento yo describí así: https://www.facebook.com/casimiroalvarezcano/posts/474651569371145:0

¿Entonces os preguntaréis, en qué quedamos, fue un buen alcalde o un alcalde corrupto? Pues yo creo que las dos cosas no son incompatibles. El sistema político ha ido degenerando de tal manera desde la dimisión de Adolfo Suárez hasta ahora, que estoy convencido de la inexistencia de políticos honrados, salvo raras excepciones que confirman la regla; en consecuencia, si además de poco íntegro es listo y eficaz a mí me vale; inteligente y honrado me temo que sería mucho pedir; lo peor y encima más común, es que compaginen la ignorancia, vagancia y mangancia en un coctel demoledor que como podemos comprobar y sufrir a diario, nos está llevando al desastre total ¡Ya veremos lo que se nos vienen encima después de las próximas elecciones generales de diciembre!

¿Y ahora qué, cómo quedan las cosas en el Ayuntamiento de Teverga después de la marcha de Mino? ¿Seguirá todo igual o habrá novedades y sorpresas? Yo apuesto por esto último.

Tengo el convencimiento de que si Mino no hubiese encabezado la candidatura de las pasadas elecciones municipales, Teverga tendría hoy un alcalde o alcaldesa socialista, puesto que el PP nunca hubiera apoyado una regidora de IU, que además ni los integró en el gobierno municipal, ni tan siquiera cuenta con ellos a la hora de adoptar decisiones. Simplemente con abstenerse hubieran propiciado el gobierno del PSOE, que probablemente y al contrario que IU, los hubiera incorporado a consejo ejecutivo.

Belarmino Álvarez (dcha.) entra en los juzgados de Grado con su abogado/ Foto ALFREDO MENÉNDEZ

Belarmino Álvarez (dcha.) entra en los juzgados de Grado con su abogado/ Foto ALFREDO MENÉNDEZ

Pero no queda ahí la cosa. En IU hubo un sector que ejerció una fuerte oposición a que Mª Amor se presentara como candidata a la alcaldía, acaudillado por quien probablemente codiciaba sustituirla dentro de cuatro años y algún otro que ahora pertenece al equipo de gobierno, que temían que el cargo de alcaldesa la terminara consolidando como lideresa indiscutible, cerrándoles el paso a sus inconfesables ambiciones.

Pero es que todavía hay más. Es crecientemente sonoro el clamor de protesta en Teverga contra la ineficacia del gobierno municipal, que no se atreve a tomar decisiones, que amaga con auditorías que nunca llegan, que no sabe qué hacer con los impuestos, que las pocas obras que acomete las ejecuta mal, que, a diferencia de Mino, no sabe qué hacer con los problemas ganaderos, que comete errores infantiles, etc. en contraste con la política resolutiva del anterior alcalde y después de haber superado ampliamente los 100 días de margen de cortesía. Lo peor, es que las críticas se están haciendo extensivas a los concejales del PP, a los que los vecinos responsabilizan por el mantenimiento de un ayuntamiento inútil. La incógnita entonces, es saber cuánto van a poder soportar semejante situación, teniendo en cuenta que acaba de desaparecer el único obstáculo que había para que gobernara el PSOE. Probablemente la respuesta la tenga el propio PSOE tevergano. Si continúa bajo la batuta de Mino y su familia, con enfrentamientos permanentes a los concejales del PP, por el resentimiento de no haberlos apoyado, sin renovación de sus órganos de dirección, difícilmente conseguirán su apoyo; si por el contrario buscan un o una portavoz dialogante, sin resentimientos, capaz de anteponer los intereses de Teverga a los de Mino y familia, me temo que Mª Amor tiene los días contados como alcaldesa.

En cualquier caso, e independientemente del resultado que arrojen las distintas investigaciones que se están realizando sobre la gestión del anterior alcalde, y de los errores que haya podido cometer durante su mandato, sería de esperar que por parte de todos los implicados no se caiga en la tentación de hacer leña del árbol caído; él por supuesto, debería colaborar evitando envenenar con su influencia las relaciones entre los miembros de la corporación, apartándose definitivamente de la acción política para centrarse en su defensa, lo que de paso seguro que le facilitará la colaboración de todos a su favor. Por mi parte y como ya dije, me parece una pena éste final para quien, a pesar de todo fue un buen alcalde -para Proaza lo hubiera querido yo- y espero que los tribunales no sean demasiado rigurosos con él; al fin y al cabo en un sistema corrompido hasta el tuétano, con evidencias insultantes del saqueo al que nos someten los gerifaltes del país, que Mino tratara de favorecer a su hija no sólo me parece humano, sino de lo más natural. Él no se enriqueció como hoy es habitual en política ni, que yo sepa, causó daño intencionado a nadie, si acaso, cayó en pequeñas corruptelas muy difíciles de evitar cuando se tienen tanta superioridad de gobierno. ¡A ver si nos enteramos de una puta vez, el poder corrompe!

Comentarios:
  1. borja dice:

    catalogar a un politico con tal vez o de color gris . hay profesiones que no admiten estos terminos en politica o es si o es no , blanco o negro . hay varias peliculas ahora mismo me biene una a la mente donde dos miembros de la tripulacion tiene una discusion de quien seria el mejor lider para la tripulacion aunque alguien biendo esa escena pueda catalogarla de machista por ser la prota una mujer al final se ve que no exite tal insinuacion.
    la trama es que un mienbro de la tripulacion esta en peligro y hay que tomar una decision a vida o muerte ella se queda paralizada y otro mienbro toma la decision , si lo salvan mueren todos si lo condena se salvan y pueden segui con la mision . le dicen para ser un lider ademas de ser bueno hay que tomar decisiones dificiles esto ultimo lo recuerda cuado otro mienbro esta en peligro y otro miembro le echa en cara que si le hubiera dado unos segundos lo salvaria y ella le echa encara que su decision lo mato a 2 veces y que la mision es salvar a todo el mundo no a uno como buena peli y de ficion muere todo el mundo menos los prota hasta la persona de color que tan recurrente pone siempre las peliculas de holliwood . tambien en peliculas de guerra llegan mados a pelearse con sus superiores por que les madaron a una mision suicida le echa en cara que en el combate perdio a su patrulla peloton etc y la respuesta del superior es cada dia mado miles de personas a morir pero salvan mas vidas no recuerdo ahora peli militar pero en ella tenian que destruir una emisora de radio para que un comboy pasara con miles de soldados
    otra pelicula de militares y de hace pocos años es algunos hombres buenos donde trancurre en un jugado militar si el militar era bueno o malo aplicarle el mismo baremo al alcade de teverga
    para ser politico hay que reunir varios varemos y uno de ellos ya no los reune como demuestran las sentencias aunque si lo comparamos con los mas 8000 casos de politicos gurtel pokemon marbella etc … para no estedeme mucho pero hay miles y de todos los colores y sindicatos
    decuerdo que anterior mente hubo mas alcades
    pero lo que saben los vecinos de teverga es que su ayuntamiento tiene una deuda que junto a la manco ya disuelta ronda el millon de euros .
    si tam bueno lo consideras como politico y lo hubieras preferido para proaza .
    hazte una pregunta desde 2011 cuanto debia teverga y cuanto debe ahora crecio se redujo o se mantuvo y cuanto lo redujo antes que entrara la ley de provedores

  2. Anselmo dice:

    La desinformación que demuestra el articulista es «ostentosa». Hablar por hablar, se llama eso. No merece más comentario.

    • Casimiro dice:

      No hay nada como una descalificación tan bien argumentada. Sí el artículo es hablar por hablar ¿cómo tendríamos que calificar tú comentario, acaso de penoso y gratuito intento de desacreditar? Me temo que no te gustó demasiado aquello de «superioridad política que ostentaba frente a sus adversarios»

    • Casimiro dice:

      ¡Donde va a parar el desinformado articulista con éste argumentado comentario!
      ¿Qué fue lo qué tanto te molestó, acaso aquello de «la superioridad política que Mino ostentaba frente a sus adversarios»?

  3. Pachina dice:

    La Voz del Trubia cuenta con un equipo brillante de gente,bien formada,capaz,que escribe bien,con una larga trayectoria dentro del periodismo en muchos casos,empática y con gran capacidad de conectar con la gente. Solo hay una única excepción;el firmante de este artículo,que carece de todo lo descrito anteriormente. Una lástima!

    • Casimiro dice:

      Sin discutir lo que dices, qué podría ser verdad, hay un par de cosas que resultan evidentes en tú comentario; la cobardía que demuestras al intentar descalificar a alguien, escondido tras un seudónimo y, en segundo lugar, que probablemente eres uno/a de los aludidos en éste artículo o en algún otro anterior. En cualquier caso, parece ser que hay otros con distinta opinión, concretamente el director de periódico ¡Ánimo hombre, que el canguelo que te produce dar la cara para hablar de los demás, tiene tratamiento psiquiátrico!

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa