Publicado el: 24 Dic 2015

Los trashumantes de la comarca plantan cara al Principado

vacas1Primer caso  de un ganadero de Proaza que se niega a matar una vaca sin una segunda prueba
Estudian constituir una asociación de afectados para poner denuncias por la vía judicial y mantener las movilizaciones

F. Romero / Santo Adriano

La modificación por el Principado del protocolo para el diagnóstico de animales que reaccionen a la prueba de la tuberculina no convence a los ganaderos de la comarca, ya que la mayoría de ellos son trashumantes «y a nosotros nos siguen perjudicando», aseguran.

Ya se ha dado un primer caso de un ganadero de la zona de Proaza que se negó a sacrificar un animal. «Le amenazaron con sacrificar el resto, y tiene unas 300 reses». Lo que pedía es que se le permitiera hacer una segunda prueba «porque estamos viendo que las vacas en esta época tienen algo de catarro, gripe aviar, que da positivo en la prueba de la tuberculina pero luego es negativa».

El saneamiento animal para detectar brotes de tuberculosis está siendo mucho más estricto entre los ganaderos que en esta época trasladan sus reses hacia Extremadura y León, la mayoría de ellos de los concejos de Quirós, Teverga, Morcín, Lena y de la zona de Trubia. Algunos han tenido que suspender los alquileres de naves en Extremadura, perdiendo el dinero, ya que se paga por adelantado. Otros simplemente no podrán llevar sus vacas a los pastos del sur porque no se les permite trasladarse en tres meses hasta conocer el resultado de los cultivos, aunque haya salido bien la prueba, aseguran.

El Principado decidió el pasado día 17 presentar a los sindicatos agrarios una modificación del protocolo, presionado por las movilizaciones anunciadas. Sin embargo esos cambios «han sido una forma de tranquilizar a la gente, han movido un poco la ficha para detenerles, pero el problema sigue ahí». Por este motivo se van a mantener las movilizaciones y se seguirán celebrando asambleas al margen de los sindicatos. De hecho este movimiento de protesta surge por iniciativa de los propios ganaderos y fuera de la organizaciones sindicales, aunque estas se hayan posicionado. Muchos de los ganaderos afectados están estudiando la posibilidad de crear una asociación y constituir un fondo común para interponer denuncias por vía judicial.

Las medidas de saneamiento animal está paralizando el traslado de vacas hacia el Sur, una actividad muy propia de esta comarca en estas fechas. Los trashumantes niegan que su ganado tenga más riesgo de contagio «porque mientras los ganaderos que no mueven su ganado de Asturias sanean una vez al año, nosotros lo hacemos hasta tres veces».

El director general de Ganadería, Ibo Álvarez, presentó el día 17 a representantes de los sindicatos agrarios UCA, Coag y Asaja un borrador de protocolo general de «flexibilización» para el diagnóstico de animales reaccionantes a la prueba de la tuberculina.

El objetivo de esta prueba, según el Principado,  «es asegurar más el diagnóstico y eliminar posibles reacciones inespecíficas sin poner en riesgo el estatus sanitario de la cabaña ganadera, uno de los mejores de España. Este protocolo se podrá aplicar en 2016 en más del 90% de las explotaciones, que son las que actualmente cumplen los requisitos establecidos en el borrador».

El nuevo planteamiento de la consejería para la próxima campaña fue acordado recientemente en una reunión entre el director general de Ganadería, la empresa Tragsatec y el servicio de Sanidad Animal de la consejería. El protocolo se aplicará de manera diferente según la explotación.  En aquellas en las que hay animales son trashumantes o van a pastos comunales de comarcas se hará cuando la prevalencia sea menor del 1%.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa