Publicado el: 06 Feb 2016

Quejas por la falta de iluminación del tramo del accidente mortal

La asociación de vecinos de Trubia dice que es una zona con mucha niebla y escasa visibilidad porque se apagan las farolas por la noche y exige mejor señalización

Al final de la recta se observa la casa y la finca por la que entró el vehículo

Al final de la recta se observa la casa y la finca por la que entró el vehículo

La recta de Santiago de Trubia en la que se mataron con su coche dos teverganos en la madrugada del pasado viernes es ya un punto negro de la AS-228. La policía local ha confirmado que en este mismo lugar se han producido varios accidentes. El motivo puede ser que es una recta en la que los vehículos cogen velocidad pero no saben que es peligrosa por dos razones, está mal señalizada y de noche carece de visibilidad, dado que el ayuntamiento de Oviedo apaga las farolas para ahorrar. El caso es que es una zona en la que se generan nieblas muy densas de noche y en la madrugada, sobre todo en invierno “y lo lógico es que dejaran la iluminación encendida toda la noche” explica Roberto Velasco, de la Asociación Vecinal de Trubia. Varios vecinos y usuarios de la carretera ya han manifestado que además de la iluminación debería haber una señal de limitación de velocidad o unas bandas.

santiago2

Parte del muro derruido y un árbol roto por la entrada del vehículo accidentado, en una imagen de hoy

En la actualidad, al inicio de este tramo hay una limitación a 50. “Las nieblas de Trubia, a causa del río, acaban en San Andrés y en la zona de Santiago son muy densas. Se puede evitar si se mantiene la iluminación porque, aunque entendemos que los ayuntamientos tienen que ahorrar, en este caso es claramente necesario”. En cuanto a la mejora de la señalización Velasco explica que el ayuntamiento no se puede escudar en que la carretera es del Principado “porque ellos pueden presionar para que se haga”. Los vecinos creen que si se advierte a los conductores que es un tramo peligroso bajarían la velocidad y se podrían evitar nuevos accidentes.

 

Comentarios:
  1. Un ovetense dice:

    En esta zona hay una limitación de velocidad de 50 Km/h desde hace ya unos años. Es evidente, a mi parecer, que la velocidad que llevaba este vehículo, era bastante superior. A parte de esto mi pésame a las familias de los dos fallecidos.

  2. Otro ovetense dice:

    Añadir al comentario anterior que es bien conocido por los habitantes de este valle que en la zona se pone frecuentemente el radar.

  3. Xixones dice:

    Al margen de lo que determine la investigación en este triste suceso, el problema de esa carretera, con independencia de que tenga tramos más o menos complicados, es que los conductores se confían demasiado y “pisan” el acelerador en las rectas. No es una carretera para correr, aunque sea amplia y tenga el firme en buen estado, porque las curvas son las que son y están ahí. Obviamente las nieblas o la deficiente señalización (aunque antes de la zona del accidente hay una clara limitación a 50 km por hora que pocos respetan) pueden influir, pero también hubo accidentes de día o sin niebla ,algunos con trágicas consecuencias… ¿A quién echamos la culpa aquí? ¿A que el coche “coge velocidad”?

  4. Wunelfe Karin dice:

    Ovetense mejor dicho y más breve, imposible

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa