Publicado el: 13 Feb 2016

Los expatriados de Teverga también tenemos derechos

Por  Francisco Javier MENÉNDEZ ARIAS
Gradura
Tengo 46 años, cuando tenía 11 años cerró la escuela pública de Prado y el Ayuntamiento, o a quien le correspondiese, decidió que en ese valle no éramos merecedores de un transporte escolar para bajar a San Martín a la escuela. Consecuencia: me fui interno para Oviedo. Repudio número uno.
De mayor, al llegar a la edad de trabajar, ninguna institución fue capaz de generar trabajo en Teverga para que pudiéramos quedarnos en nuestros pueblos, ni mi generación, ni a las anteriores ni a las posteriores. Siguen los repudios.
javier menéndez ariasSiempre ejercí de tevergano, recomendé ir a Teverga a todos mis conocidos y tengo propiedades por las que pago mis impuestos religiosamente.
Consumo en el comercio local cuando estoy allí y hago todo lo posible por mi pueblo, que para eso es mi pueblo.
Hoy el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Teverga convocó una Junta Vecinal en Gradura para abordar problemas del pueblo. Uno de estos problemas es que una mayoría de vecinos (no sé si puedo llamarme así) no estamos de acuerdo con el alcalde pedáneo, nombrado por esta corporación en base a una Junta Vecinal con poco perfil democrático. Da igual, vamos a darla por buena.
La alcaldesa y su equipo no aceptaron una nueva votación al respecto y no nos reconoció el derecho a votar en esa Junta a los expatriados de Teverga por razones que antes comenté. Insisto, hablamos de un tema absolutamente local, relativo al ámbito estricto de Gradura y sus problemas. Por tanto no hay vinculaciones políticas de ningún tipo ni más intención que mejorar nuestro pueblo.
Señora alcaldesa: será totalmente legal lo que dice pero profundamente antidemocrático y despectivo hacia los que como yo, nos consideramos teverganos, aunque ya no tengo tan claro que pueda seguir diciendo esto. Creo que ustedes intentan privarme de esa condición, ustedes sabrán…..
No deseo otra cosa que lo mejor para mi pueblo y sus vecinos, ganaderos, no ganaderos, neorurales o simplemente gente que viven y dan vida a Gradura.
En una cosa le doy la razón, como no ejerzo mi derecho de voto en Teverga, ya no valgo nada para su equipo de Gobierno… eso ha quedado muy claro.
En fin, siguen  los repudios independientemente del perfil político de quién gobierne, siempre prevalecen sus propios intereses. Lo mejor para todos es secundario, la democracia y la consideración no es más que una palabra vacía de contenido para ustedes.
Creo que merecemos un poco más de consideración, no vaya a ocurrir que terminen devorando a sus  propios hijos como los dioses de otras épocas.
Gracias al que lo lea y ánimo a los que se sientan reconocidos en este escrito.
Comentarios:
  1. Xixon dice:

    Al final acabas por no ser de ningún sitio, ni del pueblo ni de la ciudad.

  2. MARIA LUZ MENENDEZ ARIAS dice:

    No entiendo porque en una reunión de vecinos, no tienen derecho a voto los residentes de fin de semana; entiendo que a esas reuniones acuden propietarios y dilucidan sobre aquello que es mejor para el pueblo y a la postre para sus propiedades. ¿Un alcalde pedáneo no es algo similar a un Presidente de una Comunidad?. No sé, igual no tengo razón y jamás discuto sobre aquello que desconozco. En cualquier caso, en una cosa estoy de acuerdo, el alcalde elige al alcalde pedáneo que queda definido como una persona de confianza del alcalde. Así las cosas y ante las dudas y dado que la alcaldesa de Teverga dijo que al alcalde pedáneo, por una razón democrática, lo elegían los vecinos, hasta tres veces se pidió a la Sra. alcaldesa votación, la última con votación solo de los censados, la respuesta fue negativa, el alcalde pedáneo había sido nombrado en una reunión anterior (por cierto los asistentes a la reunión anterior estaban presentes). Pero vamos a ver si yo me entero porque últimamente, por lo visto, estoy muy espesa, ¿En un país democrático no existe lo que se llama moción de censura cuando hay posibilidades de echar a alguien que lo está haciendo mal?, por lo visto no, entonces y posiblemente sigo estando espesa, la democracia en Teverga está moribunda, dependemos de dos individuos que hacen lo que les viene en gana y los demás a callar. Me niego a aceptar eso, me niego a que me echen de Teverga, me niego a que me prohíban participar en los asuntos de mi pueblo, me niego a esconderme en un rincón; se me quitará el voto, pero la voz nunca, denunciaré todo aquello que, a mi juicio, sea anómalo, porque afortunadamente la dictadura se enterró en el año 1.975; víctimas de ella fueron mis abuelos, mis tíos y mis padres, yo no, denunciaré todo lo denunciable porque es el único tributo que puedo rendirles; y además que quede clara una cosa, no defiendo los intereses de ningún partido político, mis reclamaciones tienen única y exclusivamente carácter social. Lo siento hermano, también soy una expatriada, estos señores que gobiernan en el concejo se preocupan del desfile de carnaval en Oviedo, pero no hacen nada para que Teverga se llene con aquellos Teverganos que ejercemos como tales, sin olvidar que si nos fuimos fue porque no se nos dio ninguna oportunidad para quedarnos.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa