Publicado el: 17 Feb 2016

Los vecinos de Belmonte claman contra la suciedad del Pigüeña

Denuncian el abandono del río por parte de la Confederación, que afecta a la pesca y favorece riadas

Árboles caídos en el río Pigüeña. Foto de la Asociación de Vecinos

Árboles caídos en el río Pigüeña. Foto de la Asociación de Vecinos

La Asociación de Vecinos del Concejo de Belmonte de Miranda “La Voz del Pueblo” ha denunciado la situación de suciedad del río Pigüeña, que a su juicio puede provocar riadas con las lluvias y perjudicar la temporada de pesca. “Debido a la gran cantidad de arbustos, arboleda, etc, que hay tirados a los largo del río y sus afluentes estos días de lluvias estamos observando que en algunas zonas la cantidad de suciedad que se acumula impide el paso del agua por su cauce normal y ésta se desplaza hacia los prados y cerca de las zonas habitadas llenándolos de toda clase de suciedad que arrastran las riadas” señalan.

Esta Asociación informó a la Confederación Hidrográfica del Cantábrico de esta situación el 25 de junio de 2014 y también en diciembre de ese mismo año “sin que hasta la fecha recibiéramos contestación a nuestras peticiones de limpiar las zonas afectadas, donde creemos que ellos son los responsables de mantener las zonas limpias del río y sus afluentes y de lo que pudiera ocurrir en caso de que se provocara un tapón debido a la suciedad de los mismos”. Además recuerdan que en próximas fechas empieza la pesca en estos ríos “y si  éstos no se limpian muchas de las zonas serán impracticables para este deporte, perjudicando los negocios del lugar, muchos de cuyos clientes son aficionados a la pesca”.

Los vecinos exigen un mayor compromiso tanto de la Confederación como de las Administraciones “y que se impliquen más en atender las zonas rurales que se encuentran en un estado de olvido y abandono”.

Carretera AS-227

Riadas en la carretera / Foto de la Asociación de Vecinos

Riadas en la carretera / Foto de la Asociación de Vecinos

Por otro lado los vecinos han calificado de “vergonzoso” el estado en el que se encuentra la carretera AS-227 a su paso por el concejo de Belmonte de Miranda, desde el Pueblo del Puente de San Martín hasta Belmonte “en donde hay más de 5 zonas donde el agua sale a la carretera cruzando la misma, creando así un grave peligro para la circulación. Las cunetas se encuentran llenas de maleza, piedras, tierra, etc, no dejando correr el agua”, explican.

La Asociación ha denunciado que, a su paso por la carretera en la zona conocida como Alvariza, “el agua que cruza la carretera arrastrando piedras, tierra, etc, es tal la cantidad que a veces un vehículo normal no puede cruzarla ya que corre un grave riesgo, a pesar de que este tramo fue reparado”.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa