Publicado el: 29 Feb 2016

El Principado busca financiación para restaurar las pinturas de Santo Adriano

Patrimonio trata de gestionar el 1,5% cultural del Estado para acometer los trabajos

pinturastuc3b1onLa Dirección General de Patrimonio del Gobierno del Principado tiene previsto iniciar este año la restauración de las pinturas murales de Santo Adriano de Tuñón, una vez realizado ya el diagnóstico de su estado, para lo que contrató a la empresa Tracer. El problema es la financiación, por lo que se tratará de gestionar el 1,5% cultural del Instituto de Patrimonio Cultural de España. Lo anunció la directora general de Patrimonio de Asturias, Otilia Requejo, en las jornadas científicas sobre el prerrománico asturiano, que finalizaron la pasada semana en la Universidad de Oviedo.

 Las próximas actuaciones a acometer se dirigirán principalmente a las pinturas murales y los entornos de los monumentos. La primera obra será la de Santo Adriano de Tuñón (Santo Adriano).

El Instituto del Patrimonio Histórico Español, dependiente del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, llevó a cabo el pasado mes de noviembre los trabajos previos para restaurar las pinturas prerrománicas de Santo Adriano de Tuñón, del siglo IX. Expertos  de la empresa Tracer se encargaron de diagnosticar la situación de los frescos sobre los que no se había hecho ninguna intervención desde tiempo de Menéndez Pidal, a mediados del siglo XX.

Los trabajos de restauración se ejecutarán en dos fases. Una primera de diagnóstico y reconocimiento de su estado, que ya ha concluido y una segunda, de otros dos meses, que será la intervención material propiamente ducha que consistirá en la limpieza y consolidación de las mismas. Además habrá otro mes más para realizar el informe con las conclusiones.

Esta restauración es posible después de las últimas obras de drenaje, concluidas la primavera pasada, necesarias para que las paredes secaran y perdieran su humedad, un proceso, que según explicó Margarita González “puede durar años”. De hecho la nave norte todavía sigue con un nivel alto de humedad, aunque en esta no están las pinturas principales, situadas en la bóveda del altar mayor.

Esta obra parte de un compromiso del Estado anterior, cuyo proyecto ya estaba finalizado hace meses y que dirigió Alfonso Muñoz. La dotación para esta actuación, que, sumado a las últimas actuaciones dejaría el templo “visto para revista”, es de 80.000 euros.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa