Publicado el: 08 Mar 2016

Carrera de obstáculos

Las  últimas lluvias favorecen los argayos en la AS-228, dos de los cuales en Tuñón y Valdemurio, cortaron un carril

Argayo en Valdemurio / Foto de Beatriz Álvarez

Argayo en Valdemurio / Foto de Beatriz Álvarez

Las últimas lluvias han causado numerosos argayos y caídas de piedras a la carretera AS-228 (Trubia-Puerto de Ventana). Ha habido dos de ellos importantes, uno antes de llegar a Tuñón en dirección a Trubia y otro junto al embalse de Valdemurio (Quirós). En ambos casos se ha necesitado la intervención de los servicios de carreteras del Principado de Asturias para limpiarlo y dejar abierto el paso. El de Tuñón lleva dos días señalizado y no ha sido hasta esta mañana, hacia el mediodía, cuando han llegado los operarios de carreteras para limpuarlo (una pala y un camión de carga), causando retenciones en el tráfico. En el argayo de Valdemurio ha habido más de una queja por la tardanza en señalizarlo, dado que podía causar algún accidente. El desplome de tierra y piedras ocurrió ayer lunes hacia las 8 de la tarde. Un vecino de Bermiego avisó al 112 y no llegaron a señalizarlo hasta tres horas después, según testimonios vecinales. También en la carretera  de Llanuces se produjo un importante desprendimiento de rocas y tierra que tapó un carril de la calzada. También en Sograndio (Proaza), la carretera fue bloqueada por la caída de un árbol de grandes dimensiones, informa Javier Díaz López.

 

Retenciones en Tuñón

Retenciones en Tuñón

Llanuces

Llanuces

Árbol en Sograndio

Árbol en Sograndio (Foto de Javier Díaz)

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa