Publicado el: 18 Mar 2016

El filón del turismo de naturaleza

Editorial

Llega la Semana Santa que, tras el invierno, es el disparo que indica la salida de la temporada turística en la Comarca del Camín Real de la Mesa. El turismo, junto con la ganadería, es hoy una de las principales fuentes de ingresos de nuestros concejos y por eso hay que cuidarlo y mejorarlo en lo posible. Gastronomía, alojamientos rurales y turismo de naturaleza son los principales pilares sobre la que se apoya nuestra oferta, una oferta que nunca podrá competir con el turismo masivo de playas y chiringuitos.

Eso no es óbice para que el turismo del Camín Real de la Mesa sea, no elitista, pero sí de calidad frente a la cantidad y al turismo depredador y agresivo. Un turismo sostenible, que además de satisfacer al viajero, contribuya a que se tome conciencia de la riqueza de nuestros valles y montañas y de su protección. Este territorio puede aún hacer mucho más por impulsar su economía basada en el turismo. En este número recogemos una información sobre un empresario francés afincado en los Valles del Oso, Pierre Boutonnet que, a partir de una casa rural y un planteamiento ético y respetuoso con la naturaleza ha sido capaz de abrir un circuito propio en el que viajeros de Europa vienen a conocer de cerca nuestros bosques, la biodiversidad de Asturias, los animales salvajes, la gastronomía y las costumbres de nuestros pueblos. Es un turismo caro, pero para el que hay demanda y que puede ser una buena “especialización” para los empresarios de la comarca. Asturias tienen mucho que ofrecer y nuestro territorio más aún gracias a nuestro paisaje único, a nuestra fauna y flora y a lo bien conservado que está nuestro entorno. Solo hace falta una mayor formación y un cambio cultural en la manera de entender el turismo sostenible y de naturaleza. Hay un filón aún por explotar.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa