Publicado el: 04 Abr 2016

El alcalde de Santo Adriano despide a dos trabajadoras del Ayuntamiento

Jesús Muñiz justifica la decisión por la “muy grave” situación económica del Ayuntamiento
Queda suspendida la actividad del telecentro de El Sabil
chus-muc3b1iz

El alcalde de Santo Adriano

El alcalde de Santo Adriano, Jesús Muñiz, ha despedido a dos trabajadoras del Ayuntamiento alegando “causas objetivas”. Explica el primer edil que la situación económica “es francamente muy grave y el ayuntamiento está obligado por Ley a hacer un plan económico financiero y a equilibrar el presupuesto que solo se puede hacer por la vía de reducir gastos o incrementar los ingresos, y en esas estamos”.

Las dos trabajadoras afectadas son la responsable del telecentro y la responsable de Desarrollo Local del Ayuntamiento, que a su vez se dedicaba a la gestión de los planes de empleo. El alcalde ha confirmado que de momento la actividad en el telecentro ha quedado suspendida. Las dos empleadas municipales han puesto en manos de sus abogados su situación para estudiar un posible recurso, aunque han criticado la manera de proceder del regidor dado que “no nos hizo el preaviso legal, lo que le ha supuesto un gasto extra de sanción de 1.600 euros al Ayuntamiento, a pesar de que su alcalde tanto mira por la economía municipal”.

El alcalde intentó llegar a un acuerdo con las dos trabajadoras. En el caso de la responsable de desarrollo local se le proponía una reducción del 80% de salario y jornada, mientras que a la empleada del telecentro se le proponía una reducción de carca del 50% del salario y jornada.  Ambas se negaron a aceptar las nuevas condiciones.Se da la circunstancia de que la plaza del Telecentro está subvencionada en 17.500 euros por el Principado aunque, según explica Jesús Muñiz, no alcanza para cubrir todos los gastos laborales de la persona que está al frente del mismo. El alcalde recuerda que los esfuerzos para sanear la economía municipal han supuesto sacrificios para todos y que ya desde el inicio del mandato “tanto el alcalde como los ediles renunciaron a cobrar cualquier tipo de retribución por sus tareas en el Ayuntamiento”. Esta argumentación no convence a las afectadas, que piensan que hay otros motivos inconfesables para su despido que no han trascendido.

Y es que no es la primera vez que el alcalde intenta rescindir el contrato de estas dos empleadas. El juzgado de lo Social número 6 de Oviedo anuló ya el pasado mes de diciembre la rebaja de horario y sueldo (hasta en un 80%) de una de ellas que ahora ha sido despedida. También se intentó  reducir el sueldo a la responsable del Telecentro, aunque en este caso el primer edil rectificó antes de llegar a juicio y le mantuvo las condiciones que tenía antes de su plan de ajustes.

La sentencia fue firme y obligó al primer edil a reponer a la demandante en las condiciones de trabajo que tenía y al abono de las cantidades dejadas de percibir desde que aplicó el ajuste. En su momento, como ahora, el alcalde envió sendas cartas a las dos empleadas municipales en las que les informaba que “las circunstancias actuales económicas del Ayuntamiento y la necesidad de adecuar su puesto de trabajo a las mismas obligan a proceder a una novación de su contrato laboral, modificando sus condiciones de trabajo”. En el caso de la empleada que recurrió y ganó el juicio se le pretendía reducir su jornada y salario en un 80%, como ha ocurrido en esta segunda ocasión, por lo que la afectada no ha querido llegar a un acuerdo. En la citada sentencia el juez consideraba  la medida “desproporcionada, por cuanto el límite máximo de reducción de jornada que contempla el artículo 47 del Estatuto de Trabajadores es de un 70% en la inteligencia de que una reducción superior lo que determinaría sería un despido por causas objetivas, mientras que la reducción aquí operada alcanza el 80%”. Ahora el Ayuntamiento acude ya a un despido “por causas objetivas”.

En el primer intento para reducir salario y horario a las dos empleadas el alcalde argumentaba que había disminuido casi en un 90% el importe de la subvención que anualmente concede el servicio Público de Empleo del Principado para Técnicos de Empleo y Desarrollo Local. También este fundamento fue  cuestionado por el juez que decía que “la subvención desde el año 2013, fecha del último contrato, no ha sufrido variación a la baja alguna, más bien al contrario”.

En el caso de la responsable del Telecentro, el alcalde  retiró la medida antes de que llegara a juicio. Con fecha 9 de septiembre le envió un escrito en el que rectificaba y decía que su propuesta de reducción de salario quedaba sin efecto, reponiéndole en sus anteriores condiciones de trabajo. En esta ocasión  no ha habido marcha atrás y la empleada recibió la carta de despido el mismo día que tomaba sus vacaciones, según explicó a este diario.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa