Publicado el: 07 Abr 2016

[Editorial] ¿Megalomanía o eficiencia?

El Gobierno regional tiene en laboratorio un experimento para crear una gran metrópoli central que, cuando menos, nos pone un poco un poco nerviosos a los que vivimos en los pueblos. Este ente supramunicipal, que afectaría a cuatro concejos del Camín Real de la Mesa, ocuparía el séptimo lugar en la red de ciudades españolas y el noveno de la Península Ibérica y estaría integrado por 29 municipios que concentran el 85% de la población y cerca del 90% de la riqueza.

lvtLa presentación de la criatura, realizada por el presidente del Principado en el palacio del conde de Toreno de Oviedo con todo el boato que acompaña a un proyecto de envergadura, deja sin embargo zonas de claroscuros y ambigüedades que es preciso delimitar. Muchos de los alcaldes a los que beneficiaría este ente -al que ya se ha bautizado con ese lenguaje propio del poder como “sistema urbano policéntrico”- creen que será la solución a sus problemas económicos y demográficos. Que servirá para ganar eficiencia, no duplicar servicios, etc etc. Otros, sin embargo, lo ven como un proyecto megalómano y centralista
que buscar reforzar las competencias regionales en detrimento de las municipales y que la presunta eficiencia que aportaría tendría un alto coste en libertad y autonomía para los concejos. Sea como fuere, lo que parece claro es que la gran mayoría de los concejos de nuestra comarca van a quedar fuera de este sistema, quizás en una nueva dimensión, en tierra de nadie, en el limbo entre el gran centro y las alas, en un territorio neutro y olvidado, a pesar de que estos municipios forman parte de la zona central de Asturias. Hay muchas dudas y, como dice el alcalde de Illas, “muchas sombras” que habrá que despejar en los próximos meses para saber qué futuro le espera al mundo rural, a la periferia sombría de esa mastodóntica urbe.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa