Publicado el: 07 Abr 2016

Trabanco recupera el proyecto de traer el cine a Grado

«No es una promesa, es una ilusión, pero estamos hablando ya con gente sobre el tema»
El alcalde anuncia también a un grupo de niños y jóvenes que se va a hacer un velódromo y que se ampliará y adecentará el parque infantil

Un momento de la reunión con niños y jóvenes

Un momento de la reunión con niños y jóvenes

El alcalde de Grado, José Luis Trabanco, quiere recuperar el viejo proyecto de traer el cine a Grado, al Charcón. «Es una ilusión, no una promesa, pero estamos hablando con gente de ello». No se lo dijo a la oposición ni a sus concejales, sino a un grupo de niños y jóvenes que participan en el Plan de la Infancia que ha puesto en marcha el Ayuntamiento.

Por otro lado el Ayuntamiento de Grado va a permitir a los niños y adolescentes participar en sus propios plenos en donde tomarán decisiones. Además el alcalde anunció que se va a trabajar para que la villa moscona tenga un velódromo para las bicis. Fueron algunos de los compromisos que el grupo de participación del plan municipal de la infancia arrancó al regidor, que pasó un largo rato con ellos en el antiguo salón de plenos del Ayuntamiento en una velada distendida y agradable.

«Dentro de unos meses haremos plenos con los niños de los colegios para ver lo que a ellos les parece que funciona y lo que no funciona», dijo José Luis Trabanco al grupo de chavales que se reunieron con él en la que además estaban presentes el concejal de Juventud, Hugo Sánchez y Mari Canto García, responsable de La Panerina, además de Emilia Barrio, técnica de Juventud y Susana Peláez, educadora, ambas integrantes del Plan de Infancia.

El alcalde abrió una reunión en la que tuvo que romper el hielo. Pero poco a poco los niños fueron cogiendo confianza. «Os convocamos porque queremos mejorar el pueblo y queremos vuestras opiniones. ¿Me conocéis?» preguntó Trabanco y los niños respondieron que no. «¿Sabéis lo que es un alcalde?». Un niño toma la palabra y dice «el que lo gobierna todo». «Más quisiera», le responde Trabanco y añade «yo nunca pensé que iba a ser alcalde. A vuestra edad pensaba en divertirme y en el deporte».

niños grado 2El regidor moscón fue claro con los más pequeños y les pidió que transmitieran al Ayuntamiento sus necesidades «y las meteremos en los presupuestos». Les contó que su grupo político IU, cuando elabora el programa electoral «tiene muchas dudas sobre todo porque a veces no es viable económicamente y por eso intentamos hacer un programa que sea realizable. O sea no es cuestión de pedir un aeropuerto para Grado», explicó.

Los niños también hablaron, aunque les costó y le dijeron al alcalde que en el parque «hay agujeros en el suelo y se pueden caer y hacer daño». El alcalde les explica que se mirará y respecto al balancín «pedimos repuestos  y lo arreglaremos». Les comentó además que había que mejorar este parque y anunció que el ayuntamiento iba a  pintarlo «y en futuro lo haremos mayor y con más juegos». Añadió que había una partida en los presupuestos de este año para adecentarlo. Pero pidió a los niños que apuntaran «en una hoja» lo que se necesita «y luego preguntarnos si lo hicimos y si no es así nos tiráis de las orejas».

Trabanco comentó a sus jóvenes invitados que «las pequeñas cosas no cuestan dinero pero pero son importantes» y por ello les pidió ayuda. También se dirigió a los adolescentes y reconoció que en Grado había poco para ellos pero, acto seguido añadió «nuestra ilusión es recuperar el viejo proyecto de hacer un cine en El Charcón. Tenemos dos grandes objetivos, el complejo de El Charcón y que se acabe el polígono industrial. No es una promesa, pero sí una ilusión. Estoy en conversaciones con gente. Grado necesita un cine-auditorio no un auditorio solo que estaría infrautilizado; un cine para los fines de semana, e incluso con una bolera».

También habló de la necesidad que tiene Grado de un velódromo: «nos costaría 100.000 euros, pero hay que ver donde lo encajamos y queremos hacerlo en este mandato», indicó. En cualquier caso insistió en que si no hacían lo que prometían les riñeran y se comprometió a estudiar «todo lo que nos paséis».

La jornada fue un primer encuentro del alcalde con el grupo de participación infantil y juvenil de Grado, niños que voluntariamente quisieron  integrarse en esta iniciativa. El objetivo era implicar a los niños en la vida de la comunidad local y presentar el Plan de la Infancia. Dentro de este plan está la campaña Grado Prestosu, en donde los niños visitan diversas zonas de Grado y hacen un diagnóstico de la situación. El objetivo es «implicar a los niños en la vida del municipio como ciudadanos activos y mejorar la imagen del pueblo con la colaboración de la infancia». Para llevar a cabo este proyecto se zonificó la villa de Grado en cuatro sitios en donde cada equipo recoge datos fotográficos y textuales y realiza propuestas de mejora si es necesario. Posteriormente se decidirá conjuntamente qué intervenciones y zonas se consideran prioritarias.

Comentarios:
  1. Pedro dice:

    La iglesia y la izquierda siempre han sido expertos en el empleo de «los niños» para lograr sus fines. A los plenos ya irán bien teledirigidos por «sus mayores». Está claro que hay que comenzar la re-educación a temprana edad.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa