Publicado el: 11 Abr 2016

Los escaladores debaten en Quirós el futuro de Picos de Europa

Mantuvieron una reunión en El Llano y proponen la creación de un comité de expertos que regule este deporte en el Parque Nacional

montañeros en el llano

Un momento de la reunión / Blanca M. García

Blanca M. García / Quirós

El colectivo de escaladores de las tres comunidades autónomas sobre las que se asienta el Parque Nacional de los Picos de Europa (Asturias, Cantabria, y Castilla y León) no está dispuesto a que ni la apertura de nuevas vías ni la instalación de anclajes de seguridad en las paredes de caliza de este espacio protegido dependan de una autorización. “Si tienes que esperar un año para que te permitan abrir un proyecto –instales o no material en él– o cambiar un anclaje en mal estado, al final no lo haces”. Esta era la opinión generalizada que expresaban ayer desde el Refugio del Llano, en Quirós, los asistentes a la sexta reunión de escaladores y equipadores de los Picos de Europa, convocada por la Federación de Deportes de Montaña, Escalada y Senderismo del Principado de Asturias (Fempa).

El problema es que, a diferencia de lo que ocurre en otros parques nacionales del país, hasta la fecha el Parque de Picos carecería de algún tipo de control o restricción relativo a este deporte. Una de las últimas regulaciones aprobadas en España en este sentido fue la del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, donde el Gobierno de Aragón condiciona la apertura de vías en general y la práctica de la escalada en ciertas zonas a un permiso. Según explicaba ayer Eduardo De Deus, vocal de Alpinismo y Escalada en Pared de la Fempa, la intención inicial de los representantes del Parque de los Picos de Europa era utilizar la normativa de escalada de Ordesa como modelo para elaborar su Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG), suspendido en 2005 por una sentencia del Tribunal Supremo.

montañeros en el llano 2

El borrador que se presentará / Foto de Blanca M. García

Tras mantener una reunión previa con el codirector en la vertiente asturiana del Parque de los Picos, Rodrigo Suárez Robledano, De Deus indicó que Robledano se mostró dispuesto a dejarse asesorar por la Fempa antes de redactar la normativa que regirá la escalada en el PRUG. Para ello, los representantes de la federación acordaron en la reunión de ayer con aperturistas, guías de montaña y aficionados a este deporte con una dilatada experiencia proponer a los responsables del Parque la creación de un comité formado por cerca de una decena de escaladores. El citado comité lo integrarían representantes de las tres comunidades con territorio en Picos y se encargaría de prestar labores de asesoramiento para sentar las bases que regulen tanto la práctica de la escalada en general, como la filosofía que deberá seguir un reequipador o aperturista de cualquier parte del mundo en los Picos de Europa. “No se trata de añadir material ni de quitar nada de lo que ya hay instalado, sino de preservarlo con el carácter original de los primeros aperturistas”, indicó De Deus.

Para el vocal de la Fempa, esta es una oportunidad para hacer las cosas bien. “Tenemos en nuestras manos la llave para decidir cómo queremos que sea la escalada para nosotros y para las generaciones futuras”.

Aunque la iniciativa partió de la federación asturiana, a la reunión asistieron también escaladores de otras comunidades, como los cántabros Gema Lanza, Churra, y Ángel Bengoechea, Cholo. Eduardo De Deus informó de que a la convocatoria habían sido invitadas las otras federaciones con territorio en el Parque, a las que trasladarán las decisiones acordadas. La idea es que los miembros que formarán el nuevo comité representen a las tres comunidades.

Repeticiones sin daños medioambientales

La creación de este comité de expertos fue uno de los puntos incluidos ayer en el primer borrador que elaboraron de forma conjunta la federación y el colectivo con las bases que harán llegar a los responsables del Parque Nacional para que sean incluidas en el PRUG. Entre estas bases también figura la utilización de anclajes de acero inoxidable en todas las vías de escalada de los Picos, la protección de éstas para que puedan preservar su estado original y establecer que las repeticiones que se hagan de cualquier vía se realicen sin producir daños medioambientales de ninguna clase. El resto de puntos, como el nombre de las personas que integrarán el comité, se irán perfilando en próximas reuniones.

Algunos de los presentes, como Jesús Wensell, consideran que el PRUG –documento básico para articular las directrices de gestión y conservación de un parque– debería contemplar que, por mucha seguridad que exista en las vías, la escalada clásica es una actividad que conlleva una serie de riesgos. “Todo el que la practique tiene que ser consciente de que puede perder la vida en cualquier momento”, dijo. De hecho, pese a que la filosofía es utilizar el menor número posible de seguros fijos, De Deus recordó que la mayoría de los accidentes de escalada se producen por negligencias o errores humanos, o por fenómenos naturales, como el desprendimiento de rocas.

Entre los miembros de la Fempa que acudieron al encuentro en el Refugio del Llano también se encontraba el vocal de Escalada Deportiva, Honorino Montes. La federación aprovechó el acto para dar a conocer el listado con las vías restauradas en Picos de Europa y Las Ubiñas en los últimos 15 años. Las vías de escalada acondicionadas en Picos se encuentran situadas en Fresnidiello, el Pico Urriellu, Peña Santa, Horcados Rojos, Aguja de la Canalona, Peña Olvidada, Peña Vieja, Neverón de Urriellu, Cebolledas, Salinas, Peña de Regaliz, Torre de la Palanca, Cabrones, Castillo del Grajal y Pico Pozán. Estos trabajos se realizaron gracias a la colaboración entre la Fempa y el “trabajo incondicional” de escaladores asturianos y cántabros, principalmente, aunque, en el caso del Urriellu, también participaron aficionados gallegos y de Castilla y León.

La tradición de practicar la escalada en este parque se remonta al año 1904, momento en el que Pedro Pidal, marqués de Villaviciosa, y Gregorio Pérez, El Cainejo, realizaron la primera ascensión al Urriellu o Naranjo de Bulnes. Este hito histórico de asturiano y leonés inauguraba en España la escalada como modalidad deportiva, arrebatándole el título a un extranjero, el francés Saint Saud, que en esa época realizaba las primeras conquistas a las principales cumbres de los Picos de Europa.

Comentarios:
  1. Johne255 dice:

    Great article post.Really thank you! Fantastic. gefdfekekdkd

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa