Publicado el: 21 Abr 2016

El ayuntamiento de Santo Adriano está en bancarrota

Protestas ante la casa Consistorial por el despido de dos trabajadoras municipales
El pleno presenta la liquidación del ejercicio de 2015 con un déficit de 136.414 euros

El alcalde, Jesús Muñiz, en el centro, presidiendo el pleno de hoy

El alcalde, Jesús Muñiz, en el centro, presidiendo el pleno de hoy

Fernando Romero / Santo Adriano

El pleno del ayuntamiento de Santo Adriano de esta mañana parecía un funeral. De fondo, silbatos y megafonía exigiendo la readmisión de dos trabajadoras despedidas. En primer plano, un alcalde de semblante preocupado y algo nervioso, transmitiendo a su corporación la grave situación económica por la que pasa el consistorio, con un déficit de 136.414 euros en 2015.

Villanueva de Santo Adriano es un pueblo tranquilo. Por eso la presencia hoy en la plaza del ayuntamiento de medio centenar de personas con pancartas, megafonía y petardos junto a periodistas y cámaras de televisión, llamaba tanto la atención a los pocos vecinos que transitaban por la zona. Era una convocatoria de la Asamblea de Trabajadores en Lucha en apoyo a los dos recientes despidos de dos empleadas municipales “por causas económicas”. Protestaban al mismo tiempo que se desarrollaba el pleno en el que el alcalde Jesús Muñiz explicaba a los concejales las razones que le han llevado a una medida tan drástica.

Caras serias y semblantes graves. No era para menos. En un momento dado se interrumpió el pleno porque la guardia civil había llegado y querían hablar con el regidor respecto a la concentración. No pasó nada, la concentración continuó con sus gritos, al igual que el pleno. Al finalizar uno de los portavoces del colectivo promotor señaló que los agentes habían sido llamados por el primer edil al entender que le estaban insultando. Los agentes permanecieron en la plaza pero no intervinieron aunque le pidieron la documentación a uno de los manifestantes.

Entre el público estaban algunos de los manifestantes

Entre el público estaban algunos de los manifestantes

Liquidación de 2015

El alcalde empezó el pleno diciendo que la liquidación de 2015 se veía venir “ya dimos la voz de alarma cuando entró la nueva corporación, con una situación económica sobrevenida que, a fecha de junio, ya estaba con un déficit de 90.000 euros”. Explicó las medidas que se habían tomado: “control de gastos en todos los aspectos, pero no fue suficiente y llegamos al cierre del ejercicio con unas pérdidas de 136.414 euros”. El concejal del PSOE Ángel José Lobo recordó entonces que el alcalde al no percibir remuneración alguna había ahorrado al ayuntamiento unos 9.000 euros y añadió que ninguno de los concejales cobraba nada mientras hubiera desequilibrio presupuestario.

Muñiz habló de la situación del Ayuntamiento que tiene “insuficiencia presupuestaria y ya dimos la voz de alarma en noviembre, cuando vimos que las cuentas no cuadraban”. Continuó el alcalde el relato diciendo que se empezó a recortar en todo “en fotocopias, en el renting, en limpieza llegando a menos puntos de recogida y en seguros, pero así y todo no encajaba y por eso tuvimos que realizar dos despidos objetivos”.

Tras exponer detalladamente la liquidación el alcalde presentó los presupuestos para 2016 que ascienden a 499.864 euros, aunque Muñiz matizó que en el capítulo I ya se incluyen los 46.000 euros del plan Actívate y la parte de saneamiento que hay que pagar a la adjudicataria de las estaciones depuradoras. El regidor se quejó además de que al ser un ayuntamiento pequeño el Fondo de Cooperación (que transfiere el Principado) es muy escaso “y somos sel ayuntamiento que menos percibe de Asturias, con 44.200 euros porque los 8 núcleos de población no han crecido lo suficiente para que podamos recibir una mayor remuneración”. En el capítulo de ingresos explicó que el Estado aporta 43.500 euros, mientras que los impuestos y tasas municipales añaden 42.000 euros, 37.000 euros el agua y el alcantarillado. El resto son subvenciones. Al finalizar el pleno el primer edil reconoció que no es descartable que, ante una situación ecomómica así, tenga que intervenir el Principado

Muñiz, que fue arropado en todo momento por los concejales de su grupo y por el único de la oposición, José Antonio Rodríguez, de Foro Asturias, enumeró la letanía de gastos que impiden que el ayuntamiento salga a flote: combustibles, seguros, luz, etc.. “pero los servicios a los vecinos hay que seguir dándolos porque los problemas ocurren todos los días. Hoy tuvimos un problema con el agua en Tuñón, se fundieron bombillas en El Carmen y además nos informan que la tasa que hay que pagar por el tratamiento de residuos se incremeta en 18,26 euros por tonelada”. El primer edil dibujaba un panorama desalentador mientras de fondo se escuchaban los gritos de protesta y apoyo a los dos despedidas, que estaban presentes en el pleno entre los asistentes. El presupuesto fue aprobado por unanimidad.

Preaviso o no preaviso

Concentración en la plaza del ayuntamiento en apoyo a las dos despedidas

Concentración en la plaza del ayuntamiento en apoyo a las dos despedidas

En el cuarto punto del orden del día Jesús Muñiz siguió explicando las razones que le habían llevado a despedir a las dos empleadas municipales. “El cuatro de marzo se les comunicó la necesidad de reducir los gastos de personal y se les explicó por escrito la propuesta de conversión de tiempo completo a tiempo parcial y que, en caso de que no aceptaran, habría que extinguir el contrato, algo que pretendíamos evitar. No hubo respuesta a pesar de que tuvimos voluntad de diálogo y por eso se procedió a los despidos”, dijo. Al finalizar el pleno una de las dos empleadas despedidas intervino para negar esta afirmación, que calificó de mentira “no es cierto que nos diera el preaviso de 15 días porque la carta no era de despido, la carta de despido vino luego y sin preaviso”. La exempleada no pudo continuar porque el concejal Ángel José Lobo le cortó diciéndole que este asunto debería dirimirse en los tribunales y no en el salón de plenos, a pesar de que el pleno, cuando intervino esta trabajadora despedida con el permiso del alcalde, ya había finalizado.

El único concejal de la oposición, de Foro, intervino para decir que “no tenemos nada que hacer” respecto a los dos despidos y manifestó que ahora era cosa de los tribunales. Además echó un capote al alcalde justificando la medida “porque ha habido una baja en los ingresos y en las subvenciones”.

Central de contratación

Una vez finalizado el punto se retomaron los temas ordinarios del pleno. Así, se planteó un convenio de colaboración con la Federación Asturiana de Concejos para participar en un servicio de central de compras y de contratación. Muñiz explicó a los miembros de la corporación que no generaría gastos y que incluye también la posibilidad de realizar encomienda de gestiones para proyectos que el ayuntamiento no pueda asumir. Se voto unánimemente suscribir dicho convenio.

En el siguiente punto se trataba otro convenio, en este caso con la Fundación Asturiana de la Energía.  El objetivo es solventar el problema que viene ya de varios años de la inactividad de una de las instalaciones solares que el ayuntamiento tiene en El Sabil y que no genera energía. Esta Fundación tiene un sistema de mantenimiento y podría ayudar a solventar esta avería. El alcalde dijo que a través de este convenio se puede acudir a subvenciones autonómicas y europeas. También añadió que ya había existido un acuerdo anterior pero que no se renovó. El problema es que al estar inactivo el mencionado panel se pierde el umbral de producción y no se cobra nada por ello, cuando podría general algo más de 1.000 euros al año. Se aprobó el asunto por unanimidad.

Por último se aprobó el calendario de las fiestas locales para 2017, proponiéndose y aceptándose por parte de todos que el 20 de marzo (lunes) se celebre San José y el 23 de junio (viernes) San Juan.

Al finalizar el pleno el alcalde informó de varios asuntos puntuales y aseguró que no existía deuda viva en el ayuntamiento aunque “hemos pedido precios a los bancos para poder establecer una línea de crédito por si acaso hay alguna incidencia que afrontar”.

Comentarios:
  1. Carmen dice:

    Los concejales nunca cobraron y el alcalde no puede cobrar porque es prejubilado de Hunosa y ya lo está haciendo.

  2. Xixon dice:

    Por más que se empeñen algunos, movidos por ideas románticas, no tiene sentido mantener cuatro ayuntamientos (Quirós, Proaza, Santo Adriano y Teverga) para un territorio con población envejecida y menguante. No se pueden mantener las mismas estructuras administrativas y burocráticas (en algún caso, incrementadas en los últimos años) que en 1900 cuando los concejos estaban superpoblados y las comunicaciones eran pésimas. Los estudios demuestran que un municipio, para ser rentable, debe tener al menos 15.000 habitantes. Sin necesidad de llegar a tanto, un Ayuntamiento único ahorraría costes y sería más eficaz de cara al vecindario. Y no por ello los habitantes de esos concejos perderían su “identidad”.

  3. Angel dice:

    Y la solución es despedir a dos empleadas, cuyos puestos estan en su mayor parte subvencionados…mientras el resto del personal sigue cobrando su sueldo integro y tengo entendido que bastante sustancioso….si tan mal esta la economia del ayuntamiento ¿por que no se ajustan todos los sueldos? ¿por que se siguen contratando empresas externas? ¿por que los vecinos seguimos sin saber que se hace con nuestro dinero? ¿por que seguiis corporacion tras corporacion acabando con todo?

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa