Publicado el: 29 Abr 2016

Rubén Cabanillas, de origen quirosano, nuevo académico de Medicina

El director médico de Imoma, criado en Bermiego,  dio una conferencia sobre “la nueva frontera de la biología molecular”

Rubén Cabanillas en su discurso / Foto de Beatriz Álvarez

Rubén Cabanillas en su discurso / Foto de Beatriz Álvarez

Beatriz Álvarez / Oviedo

Ayer a las 20,00 horas en el Salón de Actos del Colegio de Médicos de Oviedo, tuvo lugar el nombramiento como académico del Doctor Rubén Cabanillas Farpón (Oviedo, 1977), Director Médico del IMOMA, cuya conferencia de ingreso versó sobre Medicina de precisión. La nueva frontera de la biología molecular. La comunidad científica y la sociedad civil acompañó a este joven, trabajador incansable como médico e investigador que ya fue número 1 del MIR en el año 2001 y que reúne junto a este muchos otros méritos y distinciones. Allí estaban junto a su familia y amigos, algunos de sus mentores, los doctores Carlos Suárez Nieto, el doctor José Luis Llorente y el catedrático de Bioquímica y Biología Molecular en el departamento de Bioquímica de la facultad de Medicina de la Universidad de Oviedo, doctor Carlos Lopez Otín junto al que recibió una formación global como médico investigador. A todos ellos dedicó cariñosas palabras de agradecimiento calificándolos de “maestros y amigos”.

Un acto con dos partes claramente diferenciadas la sentimental y la científica. Un chaval que aprendió a andar, correr y trastear por los caminos del pueblo quirosano de Bermiego, de donde es originaria su familia materna y al que un buen día su padre presentó a López Otín para aclarar las dudas que tenía sobre su futuro. Estudió Medicina y comenzó su andadura en el HUCA, para más tarde dar un paso al frente y tomar las riendas de un proyecto incipiente que hoy es una realidad: el Instituto de Medicina Oncológica y Molecular de Asturias.

Rubén Cabanillas disertó ayer en Oviedo sobre el futuro de la medicina de precisión, dando una conferencia muy didáctica que llegó a todos los presentes. Dos son los campos sobre los que se está avanzando ahora: el cáncer y la oftalmología. Respecto al cáncer, buque insignia de la medicina de precisión. Cabanillas afirmó que hoy sabemos que cada cáncer es totalmente único y se ha de adoptar una visión molecular del mismo, con tratamientos que pasen por combinaciones de fármacos totalmente personalizados, yendo hacia una medicina personalizada, preventiva y predictiva. El Doctor Carlos Suárez Nieto, junto al que se formó en el HUCA en el servicio de Otorrinolaringología, presentó a un joven que reunía junto a sus méritos científicos grandes cualidades personales como la tolerancia y la empatía, la entrega al trabajo, la tenacidad y el tesón y destacó la opción personal del doctor Cabanillas de quedarse en Asturias y el hecho de que hoy la ciencia se escribe en plural y trabaja sin fronteras.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa