Publicado el: 06 May 2016

¡Dios mío, 41 años, no me lo puedo creer!

Por Emilia FERNÁNDEZ

Alguien comentó; ¡Dios mío 41 años!¡ No me lo puedo creer!

Pues sí creéroslo.

Por eso Maite, Guiomar, Anabel etc decidieron que no podía pasar otro año sin que nos reuniéramos aquellos adolescentes que en 1975 iniciamos “el plan de BUP”. Por si alguien no lo sabe era; “Bachillerato Unificado Polivalente”.

Fuimos los primeros en hacer la EGB, hasta los 14 años (más o menos), en iniciar el plan BUP y en tener la posibilidad de elegir  el nuevo idioma del futuro, “el inglés”.

emiliaSomos la generación del boom de la natalidad por eso llegamos nada más y nada menos que 110 alumnos (ahora es impensable). Aterrizamos en el  IES César Rodríguez  no sólo alumnos de Grado, si no que nos acompañaron en nuestra andadura, compañeros de Belmonte, de Trubia que venían en tren y de Teverga que se hospedaban en “la fonda la Cloya”, ya desaparecida, pero que imagino será  para ellas lugar de numerosos recuerdos. También había alumnos de Candamo y de Yernes y Tameza.  Grado era un concejo más poblado y también se incorporaron alumnos de otras escuelas. Todos aportando alegría y experiencias.

En 1º nos repartimos en 4 grupos; 3 de francés y 1 de inglés. A lo largo de los 4 cursos que compartimos, hubo otras distribuciones; en letras, en ciencias, en optativas…así nos fuimos mezclando. Unos se fueron, otros llegaron…En COU, llegó  una remesa buena de Trubia que animó el ambiente y que van a estar con nosotros para compartir recuerdos y anécdotas.

Así con este  pensamiento se inició la búsqueda de compañeros  con los que no habíamos vuelto a coincidir. El trabajo no era escaso, pero el ánimo era grande.

Primero nos dirigimos al IES César Rodríguez dónde nos facilitaron la relación de alumnos de 1º de BUP. Con estas listas y gracias  a las nuevas tecnologías de las cuales hacemos un gran uso, pues somos del 61, pero estamos “al día”, se creó un grupo de whassap  y así  con contactos de uno y otro fuimos tejiendo una red, en donde apareció gente en Dunkerke , al que le rompimos todos los esquemas y dejó de estudiar francés y tomar una cervecita con los compañeros, para engancharse a wash de Bup 1975, otro anda por Sudáfrica  y ya sabemos en todas las empresas dónde trabajó y alguna que otra aventura. Tenemos gente en Madrid,  en Cádiz, León, Sevilla y repartidos por toda Asturias. ¡Esperamos veros a todos!

Durante unos días el wassh  echó fuego, 200 mensajes como no anduvieras fino….gente al que se le bloqueó el móvil por saturación y quedó colgada sin comunicación cuando más lo necesitaba. Jajajajja.

Fotos, fotos, muchas fotos…¿quién conoce a éste o a ésta? Estupor, pues algunos no nos recordamos ni nos reconocemos. La memoria nos juega malas pasadas.  Algunos compañeros se acuerdan de todos y eso nos deja perplejos. ¡Qué capacidad!

Relatos de hijos y hasta de nietos….pero seguimos siendo en algún momento aquellos adolescentes.

Hubo quién enseguida recordó que éramos los de  “ORASA” Organización Revolucionaria de Segundo A.  jajaja .

Con todos estos recuerdos se produce una vuelta a esos años como si el tiempo no pasara, un regreso a una época estudiantil, rememoramos estudios, profesores, exámenes, travesuras y expulsiones, viajes de estudios, asambleas, convocatorias de huelgas que nos hacen retrotraernos a aquella época olvidando por momentos la vida  que cada uno construimos de manera individual, para regresar cuatro décadas atrás, con unos compañeros con los que compartíamos las vivencias más importantes de nuestras jóvenes vidas y que en aquellos momentos hace tantos años suponían lo prioritario.

Después de varias reuniones entre “el equipo organizador” (muy divertidas por cierto) decidimos que el evento o reunión debía hacerse en un lugar  de la época y pensamos en  “Pepe El Bueno, lugar emblemático en la villa moscona, lugar de reunión y de espichas, dónde casi todos tomamos unas sidras y patatas bravas antes de ir a bailar a la sala de fiestas El Parque.

Nos vimos con los actuales propietarios que nos facilitaron la puesta en escena, que tendrá lugar el día 28 de mayo, donde como no puede ser menos, tendrá especial importancia la ambientación musical de los años 70-80 y de la cual se hará cargo nuestro compañero Gerardo (La Merced)  que tiene un repertorio importante de temas musicales de esos años. ¡Qué mejor que uno de nosotros para entender esa idea! ¡Él se ofreció encantado!

¡Chicos prepararos, es obligatorio bailar!

Estamos pensando en otras sorpresas para conseguir un día de reunión y reencuentro como si los años no pasaran.

Nos vemos el 28 de mayo en forma de una comida – espicha.

Desgraciadamente durante estos años fallecieron cuatro compañeros, que por supuesto, recordaremos.

Es todavía pronto, pero estamos haciendo una estimación entre 70-80 compañeros, número que nos da una idea del éxito de la iniciativa teniendo en cuenta los años pasados.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa