Publicado el: 13 May 2016

Diez años de extravagancia

La Novena Bizarra de Grado, con un apretado programa,  será presentada también en Oviedo para “captar” a los frikis urbanos

Un momento de la surrealista presentación de la Novena Bizarra

Un momento de la surrealista presentación de la Novena Bizarra

Muchos sospechaban que Grado era diferente; pero no tanto. Diez años de Novena Bizarra dan para mucho. La villa moscona ya tiene un puesto entre las localidades frikis y quiere promoverlo a los cuatro vientos. Para ello van a presentar su programación de este año en Oviedo. Lo harán en el local Lata de Zinc el 21 de mayo a las 20 horas. El objetivo, captar raros y diferentes de la capital para que acudan a la villa moscona a contemplar “un ocio alternativo, atrevido, que escapa de lo común”, como dijo hoy el concejal de Juventud Hugo Sánchez en el quiosco de la música del parque de arriba, otra rareza para hacer una rueda de prensa un tanto surrealista,  en la que estaban presentes también el alcalde, José Luis Trabanco y la presidenta del Conseyu de la Mocedá, Sheila Suárez, los artistas Rodrigo Cuevas y Carlos Comendador, concejales, funcionarios y curiosos. Y es que el bizarrismo es un movimiento que puede apelar a su doble concepción semántica: valiente y atrevido, raro y extravagante. Porque para mostrar con orgullo lo diferente es necesario ser valiente.

Para Rodrigo Cuevas, uno de los artistas participantes esta ‘Novena’ es una sorpresa “porque es raro que en un concejo eminentemente rural como Grado se hagan cosas así, ya que lo bizarro suele estar vinculado a la cultura urbana y underground, pero lo rural es más bizarro que lo urbano”.

Un programa muy completo para este décimo aniversario de la Novena Bizarra, que se desarrollará entre el 27 y el 29 de mayo en la Casa de la Cultura. De lo que se trata, dijo Sheila Suárez “es  de fomentar otro tipo de cultura para la juventud de la crisis, frente a la amargura”. La responsable del Conceyu de la Mocedá habló de que la programación incluye un homenaje a las viñetas políticas, lo que aprovechó para reivindicar la libertad de expresión “frente a los ataques fascistas como el que recibió la directora de El Jueves“.

Todo empezará el sábado 21 de mayo con la presentación en Oviedo. Habrá música del DJ Berlín Osborne Experience (B.O.E.) y una sesión del ‘Ministerio del Tiempo Bizarro’. El viernes 27 de mayo será la inauguración oficial en la casa de Cultura de Grado a las 20 horas y tendrá lugar el fallo y la entrega de premios al objeto y la fotografía más bizarra de 2016. Se podrán presentar trabajos hasta el 19 de mayo. Del 20 al 31 de mayo, en la sala de exposiciones de la Casa de Cultura se ha programado la muestra ‘La Factoría TMEO’. TMEO es una revista de historias satíricas fundada en 1987. Se podrán ver los originales realizados por los autores, dentro de un humor escatológico y de sátira política. También habrá cine bizarro. El mismo viernes 27 a las 21 horas “Araña Mutante”, una película de 2001 de Scott Ziehlora.

De izda. a dcha: José Luis Trabanco, Carlos Comendador, Rodrigo Cuevas, Sheila Suárez, Hugo Sánchez y  Elsa Suárez

De izda. a dcha: José Luis Trabanco, Carlos Comendador, Rodrigo Cuevas, Sheila Suárez, Hugo Sánchez y Elsa Suárez

El sábado 29 de mayo Mauro Entrialgo e Iñaki Larrimbe (Larri), dibujantes, hablarán de la factoría TMEO, en la casa de Cultura a las 20 horas. A las 22,30, en el parque de arriba (quiosco de la música) música en directo con Rodrigo Cuevas “Electro Cuplé” y el domingo 29 de mayo, pasacalles con “La familia Gigante” de la compañía Pandemonium. Uno de sus promotores, Carlos Comendador, explicó que se trata de “una familia de tarados de circo (lo que hoy llaman de necesidades especiales) muy divertido”. Será en el mercado de Grado a las 12 horas.

Paralelamente los bares participarán en la elaboración y venta de “pinchos bizarros”. A ello hay que añadir cinefórum y firma del libro de Javi Guerrero ‘Dolce pensare niente’ y otros libros y fanzines autoeditados.

 

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa