Publicado el: 25 May 2016

Aumenta el furtivismo en los parques naturales

Los Vigilantes de Seguridad Privada de Asturias denuncian la existencia de caza ilegal en Caunedo (Somiedo)
Sancionados tres vecinos de Lena sorprendidos en acciones cinegéticas no permitidas

Una de las imágenes captadas de un furtivo por los guardas

Una de las imágenes captadas de un furtivo por los guardas

A las denuncias de furtivismo del Seprona en el parque natural de Las Ubiñas-La Mesa, publicadas en exclusiva por este diario, se suman ahora las de la Asociación de Vigilantes de Seguridad Privada de Asturias (Avispa), sobre caza ilegal en el parque de Somiedo. Además la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales ha abierto expediente sancionador a tres vecinos del Concejo de Lena por cazar sin permiso en terrenos cinegéticos de régimen especial.

Avispa denuncia que en los últimos meses en el espacio protegido del Parque Natural de Somiedo, se ha producido un aumento excesivo de las acciones furtivas, por lo que han iniciado «una investigación a todos los niveles, exigiendo la implicación y actuación de todas las administraciones, al objeto de dar una respuesta contundente ante la preocupación que entidades y vecinos han expresado al detectar la muerte de ejemplares de carnívoros en el interior del citado espacio protegido, cuya vigilancia esta reservada, además de a la Guardia Civil a través del Seprona, a los Agentes del Medio Natural, funcionarios adscritos a distintas Consejerías del Gobierno del Principado de Asturias», señala esta entidad en un comunicado.

Los hechos descritos,  a juicio de la asociación, «suceden con excesiva frecuencia y con total impunidad, especialmente en la localidad de Caunedo, pequeño pueblo localizado muy cerca de la carretera que desde Pola de Somiedo accede al Puerto y a Castilla, y que posee en su entorno un importante patrimonio biológico que debe ser protegido con la mayor de las exigencias, tanto desde el punto de vista legal como con los medios humanos imprescindibles». Continúa el comunicado diciendo que «los disparos y la actividad furtiva en el entorno de la citada localidad, tanto a plena luz del día como en horario nocturno, se repiten desde hace semanas, encontrándose especies muertas como zorros, piezas de caza mayor abatidas en fincas particulares, como en el caso de venados, cuando estas entran a pastar, aprovechando tal circunstancia para darles muerte».

Por otro lado, la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales ha abierto expediente sancionador a tres vecinos del concejo de Lena por cazar sin permiso en terrenos cinegéticos de régimen especial. Los hechos se produjeron en distintas fechas del año 2015 y principios del 2016, como resultado de un operativo llevado a cabo por los Agentes del Medio Natural del Principado de Asturias con el fin de detectar acciones furtivas en un determinado área del Concejo. Debido a que la zona de campeo de los furtivos estaba muy cercana al pueblo del que partían, que hacía difícil establecer operativos de vigilancia si ser detectados; y por la difícil orografía y densa vegetación, se procedió a la colocación de 2 cámaras en los montes públicos de la zona, que captaron la presencia de cazadores armados con perros y cubiertos con pasamontañas – casi siempre en solitario –  y en distintas fechas.

El trabajo de investigación permitió identificar a tres personas con armas y perros tirando de un jabalí muerto, por lo que los Agentes del Medio Natural procedieron a formular las pertinentes denuncias por la comisión de una falta muy grave a la Ley de caza de Asturias. Además, una de estas personas fue denunciada por la comisión de varias infracciones más a la Ley de Caza, al aparecer en diferentes días y horas portando un arma de fuego y siempre sin permiso.

La reiteración de estas acciones, la aparición de furtivos encapuchados,  además de que los hechos en su mayoría quedaban registrados en las proximidades del pueblo, con riesgo añadido las personas que transitaban por la zona obligó a poner estos hechos en conocimiento dela Fiscalía de Medio Ambiente de Asturias.

La última de las actuaciones, fruto del trabajo conjunto entre los Agentes del Medio Natural y El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA), permitió la interceptación de uno de los furtivos, que fue denunciado por la comisión de un delito del Código Penal contra la fauna y otro por tenencia ilícita de armas.

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa