Publicado el: 30 May 2016

El parque natural de Las Ubiñas-La Mesa cumple 10 años

El espacio protegido afronta una nueva etapa con importantes proyectos como el de protección del castaño, aunque no ha logrado erradicar el furtivismo y se mantienen las desavenencias de algunas parroquias afectadas por las restricciones

parque ubiñasEl Parque Natural de Las Ubiñas La Mesa, cumple hoy diez años. Este espacio protegido fue declarado por la Ley de 5/2006, de 30 de mayo; ocupando terrenos pertenecientes a los concejos de Lena, Quirós y Teverga, en sentido de Este a Oeste, con una superficie total de 45.163 ha y habitado por 2.725 personas. El 11 de julio de 2012 fue declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco. Un aniversario de un espacio cuya gestión ha tenido sus pros y sus contras. Uno de sus problemas principales es que no se ha podido erradicar aún el furtivismo. Así el Seprona reconoció a este diario la existencia de furtivos aunque descarta cualquier tipo de organización criminal, como denunciaba la asociación conservacionista FAPAS.

Entre las novedades más esperanzadoras están las medidas de protección del castaño y su paisaje en el parque. En este sentido, la Agrupación para el Desarrollo Sostenible y la Promoción del Empelo Rural (Adesper) desarrolla en el espacio protegido el Proyecto Conserva, que tiene por objeto conservar la biodiversidad y garantizar la custodia de unidades paisajísticas relacionadas con esta especie. Para conseguir este proyecto, Adesper ha contado con el apoyo del parque y de los ayuntamientos de Lena, Quirós y Teverga.

El Gobierno asturiano ha destinado 17  millones de euros al  territorio del Parque Natural de Las Ubiñas-La Mesa durante los últimos tres años, según datos oficiales que han sido cuestionados desde algunos ayuntamientos, como el de Teverga. La consejería asegura que ha ejecutado alrededor del 80% de la inversión y el resto lo han asumido otros departamentos del Principado. En términos relativos, la media  destinada por habitante ha sido de 2.000 euros y de unos 170 euros por hectárea.

El parque no es del gusto de todo el mundo. Algunas parroquias afectadas por la declaración del Parque mantienen sus pleitos con el Principado. Es el caso de la de Páramo que denunció lo que considera «los abusos que impuso la declaración del Parque Natural». Esta parroquia ya ganó un juicio contra el anterior PRUG y planteó un recurso presentado ante la Unión Europea. Buscan obligar a la administración regional a negociar con los afectados «las restricciones que imponen”.

Otra polémica reciente relacionada con este parque tuvo lugar a principios de año, cuando la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales llegó a gastar más de 3.600 euros por cada una de las 13 señales del Parque Natural de Las Ubiñas-La Mesa, tal como denunció este diario. El Principado destinó 47.569 euros en la señalización del Parque Natural de Las Ubiñas-La Mesa. El departamento que encabeza María Jesús Álvarez instaló 13 indicadores en vías de titularidad estatal para favorecer el acceso de los visitantes a este espacio protegido.

El parque está dirigido desde noviembre por Jaime Gordo Llorián, que sustituyó a Manuel Calvo, al ser ascendido a director general de Recursos Naturales.

 

Altas montañas

El parque es un territorio de montaña en el que destaca el Macizo de Ubiña, con alturas superiores a los dos mil metros, siendo los Picos del Fontán la altura más elevada con 2417 m., en el concejo de Quirós. El cordal de La Mesa y el de La Carisa, delimitan el Parque al oeste y al este respectivamente, y la Cordillera Cantábrica, en el que se encuentra el Macizo de Ubiña, entre el Picu Tres Concejos, al Este, y el Picu Las Piedras, al Oeste, delimita el Parque en su vertiente Sur, pasando por los puertos de montaña de Pajares, La Cubilla y Ventana, siguiendo los límites con la vecina provincia de León.

El espacio protegido presenta un elevado rango de altitudes, así como una variedad de sustratos calcáreos y silíceos, dando lugar a una amplia diversidad en cuanto al paisaje vegetal. La fauna esta representada por las principales especies de la fauna asturiana, destacando el Oso Pardo. Otras especies como el lobo, el gato montes, el tejón, la nutria, el corzo, jabalí, ciervo o venado y el rebeco son muy abundantes. En cuanto a las aves el urogallo, el águila real, el alimoche, el halcón peregrino, el azor, la perdiz pardilla, el buitre, el gorrión alpino, etc. tienen también su presencia dentro del Parque.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa