Publicado el: 31 May 2016

¡Cuidado con las garrapatas!

Por  Mario GONZÁLEZ REGUERO
Veterinario

La reciente muerte de un gijonés de 68 años a causa de una garrapata me obliga a dar a conocer esta enfermedad transmitida por garrapatas para hacerla más familiar y más fácil de detectar entre todos.

mariocaretoCausas
La enfermedad de Lyme es causada por la bacteria llamada Borrelia Burgdorferi. Las garrapatas de patas negras pueden portar estas bacterias. Ellas las adquieren al picar a ratones o venados infectados con dicha bacteria. Nosotros enfermamos cuando nos pica una garrapata infectada.
la enfermedad de Lyme se conoció por primera vez en los Estados Unidos en 1977, en el pueblo de Old Lyme, en Connecticut.
Existen tres etapas de la enfermedad de Lyme:
– Etapa 1. llamada enfermedad de Lyme temprana y localizada. la infección aún no se ha propagado por todo el cuerpo.
– Etapa 2, llamada de diseminación temprana. la bacteria ha comenzado a propagarse por todo el cuerpo.
– Etapa 3: llamada de diseminación tardía. la bacteria ha alcanzado ya al organismo.
Entre los factores de riesgo para contraer esta enfermedad tenemos:
-realizar actividades al aire libre
-Tener una mascota que lleve las garrapatas a casa
-Caminar en pastizales altos.
Es importante tener en cuenta que la garrapata tiene que permanecer adherida a nuestro cuerpo durante 24 a 36 horas para transmitir la bacteria a nuestra sangre. Sabiendo que el tamaño de estas garrapatas de patas negras son tan pequeñas que es casi imposible verlas.

Síntomas
Los síntomas de la etapa 1 comienzan unos días o semanas después de la infección. Son similares a la gripe e incluyen:
– Fiebre y escalofríos; malestar general; dolor de cabeza; dolor articular; dolores musculares; rigidez en el cuello; pueden aparecer erupciones en la piel y una mancha roja y plana en el sitio de picadura de la garrapata. Sin tratamiento en esta fase la bacteria se disemina a cerebro, corazón y articulaciones.
Los síntomas de la fase segunda de diseminación temprana ocurrirán semanas o meses después de la picadura y serán:
-Entumecimiento o dolor en la zona del nervio; parálisis o debilidad en músculos de la cara; problemas en el corazón y dificultad para respirar.
Los síntomas de diseminación tardía (etapa 3) pueden venir meses o años después de la infección. Los síntomas más comunes son dolor muscular y articular. otros síntomas serían:
– Movimiento muscular anormal. Hinchazón articular; debilidad muscular; entumecimiento y hormigueo; problemas de habla; problemas cognitivos.

Tratamiento
Una vez diagnosticada la enfermedad el tratamiento se basará en la utilización de un ciclo de antibióticos de 1 a 4 semanas. los antibióticos pueden ser. doxicilina, anaxicilina, azitromicina, cefirotina y ceftriaxona.

Pronóstico
Cuanto primero se trate la enfermedad más positiva será la respuesta y se evitarán posibles complicaciones como son la artritis, las alteraciones cardiacas, el dolor continuo, las alteraciones en el sistema nervioso y sobre el cerebro y, en un pequeño número de casos, la muerte, como ocurrió por desgracia con nuestro vecino gijonés.

Conclusión
Ante los mínimos y primeros síntomas de esta enfermedad y más si cabe si sabemos que hemos sido atacados por garrapatas unos días antes acudiremos a nuestro centro médico para comenzar cuanto antes nuestro tratamiento antibiótico.

Comentarios:
  1. jose luis dice:

    Gracias , ésto si es información buena. Por desgracia la padecí en el mejor de mis perros de caza. Fué en Illas (creo yo) y en un día (que fue cuando el perro adulto y con fuerza enorme, lo vi que ni se podía levantar) se me murió. No lo pudo salvar el veterinario que rápido hizo análisis de sangre y me dijo que… ya no se podía hacer nada. Jodee que mal lo pasé. Ufff. Ahora siempre collar KILTIX de Bayer y perfecto…pero siempre preocupao por la xxxx, buaaaa. Un saludo desde Candás! !

  2. susana dice:

    Hola,no sólo trasmiten esa enfermedad , además producen alergia como la que tiene mi marido a los lácteos y carnes.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa