Publicado el: 01 Jun 2016

Yernes y Tameza controlará el ganado de sus puertos

Sancionarán a los ganaderos del concejo que antes del 19 de junio no hayan identificado con crotales a las reses y yeguas que pastan en las alturas e inspeccionarán a los animales que vienen de Proaza, Grado y Teverga

Vacas en los puertos de Marabio ayer

Vacas en los puertos de Marabio ayer

F. Romero / Yernes y Tameza

El ayuntamiento de Yernes y Tameza quiere controlar el ganado de sus montes de manera exhaustiva. Han dado de plazo hasta el 19 de junio para que los ganaderos identifiquen sus reses y yeguas con crotales de la campaña 2016. Tras ese plazo irán a comprobar quién está cumpliendo o no y se tomarán las medidas oportunas, tanto con el ganado del concejo como con los de Proaza, Teverga y Grado, salvo Banduxu que tienen autorización para pastar en función de la carga ganadera por acuerdo de facería.

La medida fue aprobada ayer en el pleno unánimemente, tras plantear la pregunta el único concejal de la oposición (PP), Manuel Oscar Fernández y se acordó publicar un bando informando sobre este control. Consideran que han sido bastante permisivos, dado que el ganado ya subió en mayo. «Queremos saber qué animales tenemos en los pastos del concejo para identificar a los que son nuestros y los que no lo son», explicó el alcalde Carlos Manuel Fernández, quien añadió que el principal descontrol viene, no tanto por las vacas sino por las yeguas. El dinero recaudado con las multas y sanciones se destinará a inversiones para el concejo. El alcalde informó también de que se va a proponer al Principado la realización de quemas controladas y que desde la administración regional «están por la labor».

El pleno aprobó además la modificación del servicio de recogida de basuras, de manera que se va a cambiar el camión, que hacía un trabajo compartido con otros concejos, por uno exclusivo y más pequeño para el concejo. La diferencia es que así se podrán saber exactamente las toneladas de residuos que se recogen y no por una media, lo que abaratará el servicio. Calculan que se ahorrarían al año unos 351 euros. La propuesta incluye mantener 8 contenedores de 240 litros por año y la recogida de muebles y enseres en el punto limpio.

Otro de los puntos del orden del día fue informar favorablemente sobre la ocupación de terrenos públicos por parte de la compañía telefónica Orange, que tiene instalada una estación de señal en el concejo. El ayuntamiento tiene que dar o no su conformidad, aunque la competencia final es del Principado. En el año 2012 caducó el permiso y han solicitado su renovación. Los concejales quisieron saber cuántos ingresos dejaba la compañía al ayuntamiento, a lo que el alcalde contestó que «muy pocos» aunque explicó que al menos disponían de una buena señal de teléfono. La renovación del acuerdo se aprobó con la condición de poder obtener algún beneficio más para el concejo, como el arreglo del camino hasta la estación de Orange, algún teléfono para el ayuntamiento u otras medidas

El pleno aprobó también abrir un proceso de concurso público para adjudicar la gestión del Bar La Bolera, en Yernes, que es de propiedad municipal y que se cerró tras la jubilación de la persona que lo regentaba.  Se propuso que se mantenga la misma renta al nuevo adjudicatario que la que había hasta ahora y el alcalde destacó que este bar es importante mantenerlo abierto dado que es un centro social y da mucha vida al pueblo (no hay más bares). Por otro lado se informó de que se va a separar el contador de la luz de este establecimiento hostelero ya que hasta ahora lo compartía con el consultorio médico y la biblioteca. Así se facilitará el alquiler al reducir el gasto del inquilino.

Casa en ruinas en Villabre

Casa en ruinas en Villabre

Uno de los asuntos más importantes aprobados en el pleno de ayer fue la iniciativa para controlar los edificios en ruina del concejo. El alcalde dijo que era un tema polémico pero necesario de afrontar y que, «además de dar una mala imagen, son un peligro». Se dará un plazo de seis meses a los propietarios de edificios en mal estado para que los arreglen y en caso contrario se iniciará un proceso para declararlo en ruina y demolerlo, cobrando los gastos al dueño. Para informar de esta medida se colocará un bando por los diversos pueblos del concejo. La mayor parte de estos edificios se encuentran en Villaruiz y en Villabre. El alcalde insistió en que el objetivo es «evitar una desgracia». Personal municipal hará una relación de edificios en mal estado para proceder posteriormente a notificar a sus propietarios.

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa