Publicado el: 05 Jun 2016

[Editorial] La agonía del mundo rural

Insistimos, no se está haciendo lo suficiente por conservar el mundo rural, la esencia de Asturias. Los pueblos se desangran, pierden población como si de una hemorragia se tratase. Los últimos datos del INE reflejan una pérdida (por centrarnos en nuestra comarca) de 360 vecinos en 2015, un 1,5% respecto a 2014, una cifra superior a la media de Asturias que ya es en sí misma alta. Llevamos meses oyendo a los responsables regionales hablar de planes para salvar el campo, para fijar población, para crear empleo entre los jóvenes ganaderos y agricultores. Pero parecen más bien salvas, voladores, como decimos por aquí.

cropped-siglaslogoreducido1El programa Actívate para parados de larga duración finaliza este mes de junio. Ha sido un parche que no ha venido mal. Los ayuntamientos han mejorado algunos problemas que de otra manera no podrían afrontar y un puñado de parados se han formado y han cobrado por ello, aunque sería materia para un artículo en profundidad esclarecer cuáles fueron sus condiciones laborales y sus sueldos. La puntilla ha venido en estos últimos días con el recorte brutal de subvenciones para los talleres de empleo. Solamente Proaza y Belmonte han tenido suerte. Y hablamos de suerte, porque nos consta que otros concejos como Teverga, Somiedo, Las Regueras, Grado y Quirós han hecho un importante esfuerzo para que sus proyectos fueran aprobados. El Principado se los ha quitado de encima con un sencillo “puntuación inferior a la mínima”, cuando en realidad es notorio que la causa principal es la falta de fondos. Pero es que en otoño de 2015, hace menos de un año, el Gobierno regional proponía un plan para frenar el despoblamiento, el famoso PDR (Plan de Desarrollo Rural). ¿Llegará antes de que ya no quede nada que salvar?

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa