Publicado el: 06 Jun 2016

Miles de asturianos acuden a la fresa de Candamo

Sandiche, Santoseso y Cuero se llevan los principales premios
El Festival contó con 19 expositores, duplicando el de la edición anterior

fresas1 fresa2 fresa3 fresa4 fresa5 fresa6 fresa8 fresa9 fresa10Candamo vivió ayer su día más importante del año. Miles de asturianos acudieron a la llamada del 38 Festival de la Fresa, que este año contó con 19 expositores, el doble que en la edición anterior. Los accesos a Grullos se vieron ayer colapsados por los numerosos vehículos que acudieron, si bien voluntarios y policía local consiguieron ordenar el tráfico y derivar a los visitantes hacia un amplio descampado en el que se instaló un aparcamiento público. Coros de gaitas, niños jugando en las numerosas atracciones infantiles, expositores de fresas y de artesanía, compradores de fresas, actuaciones…  crearon un ambiente festivo al que acompañó el tiempo e incluso el calor. Los restaurante de la zona trabajaron sin parar.

El premio Fresa de Oro fue para Luis Fernández, de Sandiche. La Fresa de Plata le correspondió a José Ramón Menéndez Blanco, de Cuero y la Fresa de Bronce fue para Armando Álvarez, de Sandiche.  El premio a la mejor presentación fue para Javier Gutiérrez Gómez, de Santoseso

Al festival de este año se inscribieron 35 productores, aunque se calcula que en el concejo se supera con creces el medio centenar. Es una cifra que va en aumento, estando los más grandes en Santoseso y Sandiche, con viveros que tienen entre 4.000 y 5.000 plantas. Hubo premios de 500 euros, 300 euros y 200 euros para los tres primeros y un trofeo para la mejor presentación. Además de la exposición de fresas y las fiestas que organiza la asociación de vecinos de San Bartolomé de Grullos, este año tuvo lugar también el I Candamo Trail.
Durante todo el día se llevaron a cabo  actuaciones musicales, gran parrillada, sesión vermut, actuación de la banda de gaitas de Candamo y feria de artesanía, todo ello en una carpa de 600 metros.

Para la alcaldesa Natalia González este es un año especial para la fresa, y “hay mucha ilusión con el plan de trabajo para la recuperación de las variedades locales con la ayuda del Serida y la Universidad de Oviedo”. Y es que los laboratorios de la Universidad están seleccionando las mejores semillas para el otoño. En este momento hay una prospección y recuperación de variedades. La siguiente fase será la multiplicación y regeneración de variedades recogidas y la caracterización morfológica y fenológica para, ya en otoño, establecer en el entorno del colegio (Grullos) una finca experimental en donde se incluirán todas las variedades locales seleccionadas y saneadas. Las variedades que finalmente se seleccionen se inscribirá en el registro de variedades de especies hortícolas. Todo este proceso para recuperar la fresa autóctona ha requerido una inversión de 41.700 euros, en un programa de tres años (hasta el 2018) y que se financia con recursos propios municipales.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa