Publicado el: 09 Jun 2016

La estación de contaminación de Trubia se instalará el lunes

El nuevo equipamiento se ubicará junto a la piscina y tendrá medidor de benceno, tal como pedían ecologistas y asociación de vecinos

Zona de la piscina, en donde se situará la estación medidora

Zona de la piscina, en donde se situará la estación medidora

La estación medidora de la contaminación en Trubia se instalará el próximo lunes en su nueva ubicación, en el centro del pueblo, junto a la piscina, según confirman fuentes municipales. Esta era un compromiso de la concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Oviedo tras las críticas ecologistas y vecinales sobre la ubicación de la estación que ha prestado servicio hasta ahora, alejada de la zona industrial en la zona de El Villar. Este nuevo equipamiento, además, tiene una tecnología más precisa para controlar el nivel de contaminación de la atmósfera e incluye un medidor de benceno, algo de la que carece la del Villar. Solo hay una estación más con esta capacidad en el concejo de Oviedo, la situada junto al palacio de los deportes. Esta instalación se hace con el respaldo del Principado de Asturias y fue un compromiso al que llegó el concejal de urbanismo y medio ambiente Ignacio Fernández Páramo (Somos Oviedo) con la Asociación de vecinos de Trubia y con la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies.

Tanto ecologistas como vecinos llevan tiempo reclamando el cambio de ubicación de la actual estación, en una zona alta considerada “inapropiada” para una medición correcta de la contaminación atmosférica, al estar muy alejada de la zona industrial. Recientemente la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies volvió a denunciar que se había disparado la contaminación en Trubia.

El Ayuntamiento de Oviedo y la Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente del Principado acordaron en enero trasladar la estación de medición de calidad del aire de Trubia a un nuevo emplazamiento, junto a las piscinas, en el centro de Trubia. El Ayuntamiento asumirá los gastos del traslado. El nuevo emplazamiento se debe a razones de seguridad, porque, según la Asociación de Vecinos “la estación debe estar en un lugar protegido y más o menos equidistante entre los barrios de Soto y La Riera”.

 

 

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa