Publicado el: 12 Jun 2016

Los daños del oso y del lobo se dispararon en los últimos años

Los expedientes abiertos por el Principado por el oso se han multiplicado por cuatro desde principios de siglo
Los ataques del lobo se duplicaron, pasando de 1.482 del año 2000 a los 3.032 de 2015

datos loboLas cifras oficiales de la Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales (Sadei) no dejan lugar a dudas sobre los daños crecientes de la fauna salvaje a la ganadería y a la agricultura y más concretamente del oso y del lobo, dos especies protegidas en Asturias. Tanto en uno como en otro,  en los últimos años los expedientes por daños a los ganaderos tramitados se han disparado. Mientras que en el lobo la evolución ha sido más lenta pero creciente, en el caso del oso, se ha multiplicado por cuatro si se toma como referencia el periodo de 2001 a 2014. Efectivamente, según los datos que aporta la entidad pública, en el año 2000 se produjeron 176 expedientes (91.026 euros)  por daños causados por el oso a la ganadería y a la agricultura pagados por la administración. En 2014 esos daños se elevaban ya a 409 expedientes, valorados en 142.278 euros. En cuanto al lobo, si en el año 2000 se abrieron 1.482 expedientes, por un importe de 392.785 euros, en 2014 eran ya 2.954, por valor de 960.518 euros, aunque en 2015, según los datos que aportó el Fapas recientemente, los expedientes se habían elevado a 3.032 . Es decir, que el Principado pagó en 2014 por daños de oso y lobo a los ganaderos más de un millón de euros. Sadei elaboró este estudio estadístico con los datos definitivos que aportó la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales.

Recientemente la organización conservacionista Fapas, con sede en Santo Adriano, presentaba también un estudio sobre los daños del lobo que indicaban que desde 2011 hasta 2015 se produjeron en los concejos de la comarca del Camín Real de la Mesa 4.820 daños oficiales al ganado por el lobo, siendo además Belmonte el municipio en el que más ataques se han producido de toda Asturias, con 1.637 casos. El concejo en donde ha habido un mayor numero de expedientes tramitados y pagados de toda Asturias desde 2011 ha sido Belmonte, con 1.637, si bien en este territorio se han reducido los ataques en un 25,61%. Sí se ha incrementado el número de ataques de lobos en Teverga, Somiedo y Quirós.

La propia consejera de Desarrollo Rural, María Jesús Álvarez, reconoció recientemente en la Junta General la situación aunque pidió “serenidad” a la hora de tratar de este asunto. Además, anunció que a finales de año se permitirá a los cazadores abatir lobos para completar el cupo de 45 ejemplares dentro del Plan de Gestión del Lobo. De dicho cupo el Principado ya ha abatido 15 cánidos, el 33%. Álvarez desmintió que se hubiera incrementado el número de ataques del lobo, si bien acudió a los datos de 2014, año en el que se abrieron 5 expediente menos que en 2013. Sin embargo en 2015 al igual que en el resto de los años anteriores, dichos daños sí han crecido, como se observa en las estadísticas presentadas por Sadei.

datos osoEn cuanto al oso, el crecimiento de la población osera en la Comarca ha empujado a muchos ejemplares hacia el valle y es el ganado menor (cabras y ovejas) quien más lo está notando. El pasado año, según publicó este diario, especialmente en los meses de verano, y según los ganaderos, los plantígrados han matado a un centenar de cabezas. El caso más llamativo es el de Banduxu (Proaza) en donde han desaparecido todos los rebaños que antaño pastaban en toda la zona. El oso ha hecho también estragos en Villamexín (Proaza), así como en Serandi (Proaza), Pirueño (Quirós), Teverga y Orderias (Somiedo). Tanto desde el Principado como desde entidades conservacionistas critican el “alarmismo” respecto a los ataques del oso, si bien los datos refuerzan lo que hasta ahora vienen afirmando los ganaderos.

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa