Publicado el: 13 Jun 2016

[La mosquitera] Grado, Grao, Grau, batalla perdida

Por Gustavo A. FERNÁNDEZ

Escriba como lo escriba, alguien se va a molestar. Si pongo Grau en un cartel de la Casa de Cultura, me lo echarán algunos en cara; si escribo Grado en uno de mis artículos, serán otros los que protesten. ¡Es una batalla perdida! En las noticias y comunicados oficiales del ayuntamiento suelo emplear las dos formas, Grado/Grau, pero entonces se ofenden los del “Grao de toda la vida” que es la forma más coloquial, pero precisamente la única de las tres que no es oficial. El problema es que todos creen tener la razón de su parte, y lo justifican aportando argumentos que resultan legítimos y válidos.

gustavoLo que yo trato de que se entienda es que como empleado público mi obligación es utilizar las formas oficiales que son Grado en castellano y Grau en asturiano, desde que se aprobaran según Decreto 7/2007 de la Consejería de Cultura del Principado de Asturias (BOPA 27-02-2007) y previo acuerdo entre el ayuntamiento moscón y la Xunta Asesora de Toponimia. También es cierto que, allá por el año 1997, colaboraba yo con el periódico en asturiano Les Noticies y el topónimo que se empleaba primero en aquella publicación era el de Grao, aunque enseguida se pasó a usar la terminación en “u”. También conviene matizar que, según los especialistas en la llíngua asturiana, aunque se escriba Grau, se pronuncia como una “u” cerrada, es decir una especie de “ou”, que sonaría parecido al tradicional y coloquial Grao (léase Graou). En fin, vaya lío, ¿verdad? Quizá, la mejor solución para que no se ofendan ni los partidarios del Grau, ni los del Grao, ni los de Grado, sea cortar por lo sano y empezar a decir “Moscolandia”.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa