Publicado el: 19 Jun 2016

Veinte años no son nada

La escuela de Música Tradicional de Quirós celebró ayer su aniversario y entregó sus galardones al Ayuntamiento y a la comunidad vecinal

banda gaitas quiros1

La banda de gaitas de Quirós / Foto de Rosa Álvarez

 

Beatriz Álvarez / Quirós

La Casa de la Cultura de Bárzana celebró ayer el concierto de fin de curso de la Escuela de Música Tradicional. En el mismo se nombró a la comunidad vecinal y al Ayuntamiento de Quirós “socios de honor”. Con este reconocimiento la banda de gaitas hace anualmente su mención a aquellas personas, en este caso a la institución y al pueblo, que han destacado por su labor cercana, de trabajo o de apoyo a la banda. Este grupo, en palabras de Luis Álvarez Pola, actual presidente de la asociación, después de comparar el trabajo ingente de sus miembros es “una carrera de relevos de la que ellos, los actuales integrantes, sólo son el último eslabón”. Reconoció el mérito de los que fueron los pioneros, el deber de conservar y no estropear el legado recibido, así como la obligación moral de preparar a los que llegan. Álvarez Pola justificó la entrega de este galardón en que en el XX aniversario había que hacer presentes a “todos los que nos acompañan en cada caleya, en cada dificultad y en cada alegría”.
Ovidio García, alcalde de Quirós, agradeció  este reconocimiento para el pueblo, “un pueblo que creyó que la idea de una banda era un sueño que, sin embargo, fue, es, una realidad que une e identifica a todos los quirosanos con el grupo” reiterando que “veinte años son muchos años, pero ¿por qué no soñar con veinte años más?” Acompañaron al alcalde entre el numeroso público algunos de los miembros de la actual corporación, entre ellos, los miembros del grupo municipal de IU, en la oposición, con su portavoz, Fabián Álvarez, a la cabeza.
Por su parte, Berto Varillas, dando voz a un Gustavo Eguren que prefiere expresarse haciendo música antes que hablando, profesores ambos de los neños, dijo que está “enganchado a Quirós”, un sentimiento al que lo condujo la peculiar relación que con los orígenes tienen la mayoría de los alumnos y sus padres, integrantes de la banda, a los que no viviendo en Quirós por motivos de estudios o laborales el fin de semana les salta el automático de “corriendo para Quirós”.

La formación original / Foto de Carmen Suárez

La formación original / Foto de Carmen Suárez

Ya dijo uno de los tangos más famosos que “veinte años no es nada” sin embargo veinte años son la historia de un sueño, el de la Banda de Gaitas el Teixo-Manolo Quirós. Una historia que comenzó a la sombra de un Teixo, el de Bermiego y que a falta de local comenzaron a reunirse bajo otro, el del rótulo del Restaurante El Teixo de Bárzana, de la mano de un grupo de hombres, Manolo, Berto, Custodio, Pepe y Francisco que con el apoyo de Agustín, el alcalde y de Miguel, el cura se empeñaron en conseguir lo que parecía imposible, emprendedores e ilusionados, locos soñadores, locos ambiciosos, locos por la cultura y por lo que tiene de libertad la música. Algunos se fueron prematuramente, pero sus semillas siguen vivas dando frutos desde ayer a hoy. Un sueño que se proyecta hacia el futuro en forma de disco “Suaños al Alba” un disco que se presentará este verano si el azar tiene a bien acompañarles. Un disco en cuya portada estará la firma de otro quirosano grande, Florentino Menes. Dará que hablar.
Nadie podía imaginar que el concejo de Quirós tuviera la cantidad de gaiteros y gaiteras que desde la Escuela de Música tradicional a la Banda tiene y no sólo pasado y presente, sino que tenga la cantera de jóvenes músicos de talento que se han incorporado este último curso: Alba, Aaron, Carmen y Manuel, Inés y Nelson son la garantía de que van a por los siguientes veinte años.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa