Publicado el: 06 Jul 2016

La restauración de las pinturas de Tuñón sigue sin fecha

El Principado anuncia un plan de restauración de las representaciones murales altomedievales, aunque solo habla de realizarlas «en esta legislatura»

pinturas-tuc3b1on1

Murales prerrománicos en Tuñón

El consejero de Educación y Cultura, Genaro Alonso anunció ayer la puesta en marcha, «a lo largo de la legislatura», de un proyecto de restauración de las pinturas murales de algunos templos del prerrománico asturiano. El consejero no concretó mucho más en la inauguración del Foro Juvenil del Patrimonio Mundial en donde recordó que los últimos tres años supusieron un «impulso notable» en la recuperación del prerrománico asturiano, con intervenciones integrales en la Cámara Santa, Santa Cristina de Lena y Santo Adriano de Tuñón.

“Ahora toca el salto al interior. Desde luego, uno de los proyectos y objetivos irrenunciables e inmediatos será enfilar la restauración de las pinturas de Santullano y de otros templos de Asturias. Es un objetivo irrenunciable, además de urgente, dado el estado de algunas de ellas”, ha indicado. Aunque no citó Tuñón, lo cierto es que meses atrás ya se iniciaron los trabajos previos para la restauración de sus murales. 

La Dirección General de Patrimonio del Gobierno del Principado había anunciado que iniciaría este año la restauración de las pinturas murales de Santo Adriano de Tuñón, una vez realizado ya el diagnóstico de su estado, para lo que contrató a la empresa Tracer. El problema es la financiación, por lo que se tratará de gestionar el 1,5% cultural del Instituto de Patrimonio Cultural de España.

El Instituto del Patrimonio Histórico Español, dependiente del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, llevó a cabo el pasado mes de noviembre los trabajos previos para restaurar las pinturas prerrománicas de Santo Adriano de Tuñón, del siglo IX. Expertos  de la empresa Tracer se encargaron de diagnosticar la situación de los frescos sobre los que no se había hecho ninguna intervención desde tiempo de Menéndez Pidal, a mediados del siglo XX.

Los trabajos de restauración se ejecutarán en dos fases. Una primera de diagnóstico y reconocimiento de su estado, que ya ha concluido y una segunda, de otros dos meses, que será la intervención material propiamente ducha que consistirá en la limpieza y consolidación de las mismas, y para la que aún no hay fecha. Además habrá otro mes más para realizar el informe con las conclusiones.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa