Publicado el: 29 Jul 2016

La ternera asturiana, cuarto sello de calidad nacional en facturación

126 nuevas explotaciones se unieron a la marca en el primer semestre
El volumen de carne certificada creció un 11% y un tercio de la producción se ha vendido fuera de Asturias

La feria de Somiedo, en una edición anterior

Ternera asturiana en la feria de Somiedo

Resulta fácil asociar la ternera asturiana a su origen de producción. Pensar en Asturias es pensar en verdes montes, agua abundante… y vacas pastando. Sin embargo, para hacer que la I.G.P. Ternera Asturiana sea el cuarto sello de calidad en volumen de facturación en un país como España, que es una potencia mundial en el sector de la alimentación, hacen falta algo más que idílicos escenarios. Los números de certificación de la I.G.P. Ternera Asturiana continúan en línea ascendente. Los datos del primer semestre de 2016 confirman la tendencia positiva, superado todas las previsiones del Consejo Regulador y eso que el año pasado ya se habían batido todos los récords de certificación. La marca ya integra 5.568 explotaciones ganaderas del Principado de Asturias, inscribiéndose durante el primer semestre 126 explotaciones nuevas, un 19% más que en el mismo periodo del pasado año. El sector industrial también ha experimentado un aumento destacado. El número de mayoristas y carniceros que distribuyen Ternera Asturiana se ha visto incrementado en un 19%, y la marca cuenta con 5 nuevos mayoristas en la región. Todo ello ha contribuido a que el volumen de certificación se haya incrementado un 11%, superándose los 11.150 terneros y los 3.200.000 de kilos de carne certificada. Además, la certificación de Ternera Asturiana ecológica ha aumentado un 19%, dato que confirma la tendencia ascendente en la demanda de este tipo de producción.

En relación a la actividad de control e inspección, desde el Consejo Regulador se han realizado 1.100 inspecciones a los inscritos (ganaderos, mayoristas, salas de despiece, puntos de venta) y se han tomado más de 11.300 muestras para control de trazabilidad. La calidad de la “Ternera Asturiana” ha traspasado las fronteras regionales y nacionales, consumiéndose en el mercado nacional un tercio de la producción, contándose con puntos de venta de carne certificada en la práctica totalidad de España. Encabeza la demanda Madrid, que se consolida como la provincia con mayor consumo de Ternera Asturiana, tras Asturias, seguida de León y Baleares. Promoción. El Consejo Regulador de la I.G.P. Ternera Asturiana, cuya finalidad es controlar y velar por la calidad y seguridad del producto, tiene además la misión de promocionarlo. En este sentido “la I.G.P.”, como es conocida entre los ganaderos locales, viene desarrollando una línea de promoción basada en la sencillez y en la cercanía, en la naturalidad y en la autenticidad. Se trata de huir de la visión de platos muy elaborados y caros y de buscar recetas sencillas, sabrosas y económicas que transmitan la esencia de este producto, un producto que es “de lujo” por cómo y dónde se produce, pero que es asequible y versátil a la hora de cocinar. De todo esto sin duda el mejor ejemplo es el cachopo, el nuevo plato de moda de la gastronomía asturiana.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa