Publicado el: 03 Ago 2016

El Fapas localiza a ‘Villarina’ en Somiedo acompañada de una cría

La osa fue devuelta al monte en 2008 tras recuperarse de un atropello y había dudas sobre su readaptación a la naturaleza

 

La Fundación Oso Pardo muestra sus dudas sobre el hallazgo del Fapas, ya que no ha sido confirmado por los guardas ni se ha mostrado el crotal que lleva en su oreja

Villarina en Somiedo / Foto de Fapas

Villarina en Somiedo / Foto de Fapas

La organización conservacionista Fapas, con sede en Santo Adriano, ha localizado a la osa Villarina acompañada de una cría en Somiedo. “Se sabía que Villarina había sobrevivido perfectamente al   trabajo de reintroducción después de  haber sido devuelta a la naturaleza en los montes de Somiedo en el año 2008.  Pero  aún con sus nueve años de edad nunca se había podido confirmar que la osa, recuperada de un posible atropello en una carretera de Somiedo, hubiera tenido descendencia”.

Según informa Fapas, este verano, la localización y  control de una osa acompañada de una cría en una zona de muy difícil  acceso y forestal “permitió  observarla y obtener fotografías en el crepúsculo dando como resultado que la osa en cuestión era la liberada hace ya más de ocho años”.

La asociación cree que Villarina ha podido  reproducirse en años anteriores, “pero dado el terreno que utiliza y la presencia de otras hembras cercanas que también tienen crías, la osa puede haber pasado desapercibida durante todos estos años o ser confundida con otras hembras”.

Para Fapas identificar este ejemplar con crías, “cierra un ciclo importante en la conservación del oso pardo, pues es la primera vez que se consigue reintroducir con éxito  en la naturaleza pequeñas crías de oso pardo. Intentos en otros países como Rusia siempre han dado malos resultados”.

Villarina con su cría / Foto de Fapas

Villarina con su cría / Foto de Fapas

Añade que las características orográficas del hábitat osero en Asturias  y  su cercanía a los núcleos habitados de alta montaña donde abundan los alimentos que los osos pueden obtener, “posiblemente hayan propiciado esta readaptación de Villarina a la naturaleza, pues durante los últimos años, se la vio con frecuencia alimentarse de frutos en estos entornos”.

Tras conocerse la noticia la Fundación oso Pardo, con delegación en Somiedo, ha mostrado su escepticismo al respecto. Aseguran que aunque sería una buena noticia no ha sido confirmada ni por los guardas del Principado ni Fapas ha mostrado imágenes en la que se observe el crotal que Villarina lleva en su oreja.

“Consultados los guardas del Principado de Asturias implicados en el seguimiento del oso en Somiedo, ninguno ha confirmado la noticia de que se trata de Villarina. Para confirmarlo sería necesario observar claramente el crotal que portaba en su oreja cuando se liberó o realizar un análisis genético a partir de muestras de pelos o excrementos del ejemplar observado. La simple observación de su pelaje o apariencia no es un criterio válido porque el aspecto de los osos va cambiando con los años y en Somiedo hay varios ejemplares que presentan las características que tenía en su momento Villarina”, señalan en un comunicado.

Entiende esta Fundación que si el Fapas presenta una foto en la que se observe el crotal “no habrá duda y será una magnífica noticia, pero al menos en las fotos que acompañan a la noticia del Fapas no es visible y no permiten confirmar en absoluto que se trate de la osa Villarina”. En caso contrario, añaden “parece muy poco serio que se ofrezcan estas informaciones sin el rigor necesario. Los procesos de recuperación, liberación y seguimiento de oseznos heridos o huérfanos que se han desarrollado hasta la fecha en la Cordillera Cantábrica han sido serios y rigurosos y se han documentado con la mejor información posible, gracias al esfuerzo de todos los participantes. Y entendemos que ese debe ser el criterio a seguir”.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa