Publicado el: 05 Ago 2016

Fapas critica a la consejera por «cuestionar» sus propias técnicas de identificación de osas

La organización conservacionista no entiende que los métodos usados por el Principado para realizar el censo de plantígrados no valga ante la supuesta identificación de Villarina

Villarina con su cría / Foto de Fapas

Villarina con su cría / Foto de Fapas

Fapas no entiende que la Consejería de Desarrollo Rural y la Fundación Oso Pardo cuestionen la identificación de la osa ‘Villarina’ en los montes de Somiedo porque según explican, aplicaron la misma técnica que usa la Administración asturiana para realizar el censo de osas de la Cordillera. «La Consejera  ha   cuestionado mediante declaraciones públicas  que la identificación de Villarina acompañada de una cría pueda ser  fiable, puesto que no se han hecho trabajos de genética para su identificación, cuestionando por tanto  el trabajo de censo de osas reproductoras en Asturias y el resto de Comunidades Autónomas de la Cordillera Cantábrica donde hay osos, que se lleva a cabo con las mismas técnicas con las que se ha identificado a Villarina», explican en un comunicado difundido hoy.

Desde hace más de una década,  asegura Fapas «el control de la evolución del oso pardo en Asturias, se lleva a cabo mediante una estrategia de seguimiento en la  que se utilizan como referencia la población de hembras reproductoras. Nunca, en  el desarrollo de este control se utilizaron técnicas de  analítica genética.  La utilización de cámaras fotográficas y los avistamientos, han sido  las dos únicas técnicas aplicadas para identificar y diferenciar hembras reproductoras como estrategia específica de un censo poblacional anual que permita   evaluar la evolución de la población de oso en Asturias», afirman los conservacionistas.

Añaden que la identificación de hembras reproductoras, «se ha basado siempre por todos los miembros de los equipos de seguimiento del oso pardo en Asturias, mediante el análisis de las características morfológicas  de cada ejemplar, puesto que  es una técnica que permite individualizar ejemplares con un alto grado de fiabilidad. De este trabajo   sale como resultado el censo anual que es presentado por la Administración Regional  con gran alarde y celebración de la positiva evolución de la población de oso pardo en Asturias».

Por eso para Fapas  las  declaraciones de la  Consejera María Jesús Alvarez con el caso de la identificación de la osa Villarina acompañada de una cría, «pone en evidencia una vez más  su escaso conocimiento del patrimonio natural asturiano, su nulo interés  por su conservación y  una trayectoria política basada en la  permanente venta promocional de los supuestos éxitos ambientales que  Asturias alcanza con su gestión, más propia de  una estrategia de supermercado que pretende   vender un producto de oferta».

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa