Publicado el: 12 Ago 2016

Crece la brecha entre el PP de Grado y su grupo municipal

La concejala Natividad Castrillo tomará medidas legales contra el “acoso y persecución” y la “envidia” de sus compañeros de partido

natividad castrillo

Natividad Castrillo (primera por la derecha) junto al portavoz del PP José Ramón González y la otra edil popular Pamela Rubio

La concejala del grupo municipal popular Natividad Castrillo tomará “medidas legales por lo que considero un acoso y una persecución hacia mi persona” por parte de miembros del PP de Grado. La edil popular quiere dejar claro así que su gestión en tiempos del anterior alcalde (PP) Antonio Rey “fue transparente y clara”. Estas declaraciones, difundidas en un comunicado están causadas después del anuncio del equipo de Gobierno de IU de investigar el presunto uso de locales municipales en el anterior mandato corporativo para fines privados y la posterior reacción de sus compañeros de partido: “estoy muy sorprendida que mis compañeros de Partido puedan poner en tela de juicio mi gestión como concejal en este Ayuntamiento, con la clara voluntad de desacreditarme personalmente”.

Castrillo asegura que durante los ocho años de gobierno “presté mi servicio con lealtad al Partido Popular y al pueblo de  Grado como concejal y trabajé con entera disposición personal e intelectual, con honestidad y jamás recibí un informe de reparo o queja por mala gestión”. Sobre la denuncia de IU explica que las actividades que se hacían “eran totalmente legales y siempre a favor de los intereses de los ciudadanos de Grado y además con voluntad de prestar un servicio”.
Natividad Castrillo presentó el pasado 28 de julio un escrito en la secretaría del Ayuntamiento en donde pone de manifiesto “la inexistencia de irregularidades, ni responsabilidad alguna”. Añade en su nota la concejala que “las envidias son muy malas compañeras de viaje, máxime cuándo yo me desviví por hacer mi trabajo y  por resolver problemas que no eran de mi competencia” y ataca al presidente de Nuevas Generaciones por desacreditar su gestión. “Todo parece indicar que es un acto de cobardía teledirigido por otra persona, la cual debería estarme muy agradecida”, señala en referencia a Antonio Rey, exalcalde del PP y presidente del partido en Grado.

Las desavenencias entre el grupo municipal del PP y el partido en la villa moscona vienen ya de atrás. El portavoz municipal del PP de Grado, José Ramón González,  Natividad Castrillo y la presidenta de la Asociación Mujeres en Igualdad de Grado, presentaron en marzo una denuncia a la guardia civil por presuntos insultos homófobos del vocal de la directiva de este partido durante la celebración del homenaje que la Asociación organizaba el día internacional de la Mujer, el 12 de marzo en la capilla de los Dolores, aunque el juez absolvió a los acusados.

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa