Publicado el: 04 Sep 2016

Salcéu ya tiene un estudio de sus orígenes

Tomás Sergio García publica un libro que investiga este territoio moscón, su entidad y su ámbito geográfico

libro salcéu

Tomás Sergio García junto a su nuevo libro

La Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Grado a través del Museo Etnográfico,  ha publicado el libro El Salcéu medieval: entidad y ámbito Geográfico obra de Tomás Sergio García Menéndez. La presentación oficial será el viernes 28 de octubre de 2016 a las 20 h. Sala Polivalente de la Casa de Cultura de Grado dentro de las Jornadas de Estudios Locales.

El término Salcéu sólo se conserva hoy en el apellido de pueblos como Villamarín de Salcéu o Vigaña de Salcéu que lo siguen utilizando para diferenciarse respectivamente de Villamarín de Candamu y de Vigaña d’Arcéu (concejo de Miranda) pero ¿qué significa ese apellido en el nombre de estos pueblos? El autor quería saber qué es Salcéu, qué había sido y desde cuándo, hasta qué río o montaña, hasta qué pueblo o qué braña comprendía. En una palabra, quería saber los orígenes de su entidad y ámbito geográfico, tal como consta en el título del libro. Así de sencillo. Para eso ha reunido lo que estaba desperdigado, las alusiones a Salcéu contenidas en las colecciones documentales medievales agrupándolas por pueblos, para conseguir reconstruir un mapa…

Este libro viene a saldar una deuda bibliográfica con Salcéu, territorio antiguo cuyos orígenes se remontan probablemente a los tiempos prehistóricos cuando grupos humanos construían túmulos funerarios en los altos para ver y ser vistos, como hitos geográficos que demarcaban un espacio ocupado, un espacio colectivo del que obtenían su supervivencia.

Tras un breve repaso a los antecedentes del poblamiento antiguo de Salcéu, este estudio pone de relieve la entidad de esta demarcación en el conjunto de la Asturias medieval, con una identidad geográfica evidente, tanto en la organización política y administrativa como en la eclesiástica. Primero se nombra como territorio Salzetum, valle salzetum o terra Salzetum; después se registra la actuación de un delegado del rey, el Tenente Salzeto, sobre esta Tenencia y en ella se incrustará una parte del coto del Monasterio de Lapedo; finalmente, la nueva organización territorial impulsada por la monarquía mediante el establecimiento de concejos con carta puebla acabará convirtiendo aquel solar en uno de las alfoces que configurarán el concejo de Grado. Por otra parte, desde la primera organización eclesiástica conocida de la diócesis de Oviedo, se encuentra el Arciprestazgo de Salcedo coincidiendo en general con aquel viejo territorio.

El libro está prologado por el catedrático emérito de Historia Medieval Javier Fernández Conde para quien el autor “cuidando atentamente la toponimia, no la de muchos mapas al uso, sino la de verdad, la que conocen bien sus gentes que saben cómo se llamaba cada rincón, cada lugar, cada entidad poblacional en cualquier escala que se considere. Él la conoce bien porque hemos tenido la oportunidad de comentar que la toponimia y la antroponimia son la memoria imperecedera de los pueblos”.

 

MM Monografías Mosconas, que publica el libro, se une a otras iniciativas municipales como las Jornadas de Estudios Locales, la revista Grado-Grau: villa y Alfoz, la colección de Guías etnográficas e históricas de Grau y la Biblioteca Digital Moscona (BiDiMos) que persigue “trabajar en la identidad cultural de nuestro concejo, en nuestra memoria colectiva como pueblo”.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa